José Ignacio Gras reitera la necesidad de​ unir fuerzas desde el consistorio para exigir al Ministerio que se cumpla el acuerdo de 2006 y que el soterramiento esté asegurado ​

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Ignacio Gras, ha ofrecido este miércoles, junto al resto de grupos de oposición en el Ayuntamiento de Murcia, una rueda de prensa para denunciar el incumplimiento por parte del alcalde José Ballesta de los acuerdos del Pleno en referencia al soterramiento de las vías del tren a su paso por el municipio.

Gras ha recordado que existe una moción conjunta aprobada el 10 de julio y una moción de urgencia presentada por Ciudadanos y aprobada el 31 de julio: “Ambas mociones, una aprobada por unanimidad y la otra aprobada por la mayoría del Pleno, con los votos en contra del PP, se tienen que respetar, y Ballesta, como máximo representante de la corporación municipal, tiene el deber y la obligación de llevar a efecto los acuerdos de pleno”.​ ​

​Cabe recordar que la moción aprobada por unanimidad el 10 de julio, contemplaba la paralización de las obras del AVE hasta comprobar la legalidad de las mismas y tener acceso al proyecto total, fase por fase. En la segunda moción, y puesto que el acuerdo anterior no se había llevado acabo, la oposición votó a favor de incoar expediente informativo o sancionador para asegurar la legalidad de las obras y su adecuación al acuerdo de 2006.

​El portavoz​ socialista ha reiterado la importancia de formar un frente común y ser una única voz frente al Ministerio y a ADIF: “Si logramos desde el Ayuntamiento de Murcia, como corporación municipal al completo, hacer llegar nuestras exigencias, conseguiremos que se nos escuche. Las vías deben soterrarse, como estaba proyectado en un principio, y las obras tienen que comenzar desde el inicio, y en eso estamos todos de acuerdo”.

​”Vamos a exigir que se respeten y se cumplan las mociones aprobadas en pleno y seguiremos trabajando para que las obras del AVE contemplen el soterramiento desde el principio y se encuentren dentro de la legalidad. No queremos que haya dudas sobre la legalidad de unas obras que después nos obligarán a dar marcha atrás. Hagamos las cosas bien desde ya y evitemos problemas en el futuro”, ha concluido.​