Los socialistas denuncian las malas prácticas de la empresa concesionaria, que no ha ingresado la paga extra a sus trabajadores y que aconseja mediante una circular abrir una cuenta bancaria con una sucursal que les adelante la nómina

La concejala del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, ha denunciado este lunes el abuso que sufren los trabajadores y trabajadoras de Ayuda a Domicilio por parte de la empresa concesionaria del servicio municipal. “El Ayuntamiento de Murcia y la Concejalía de Derechos Sociales están permitiendo que se humille a estos trabajadores, que llevan mucho tiempo reclamando soluciones a una situación insostenible, con impagos y amenazas, sin que el Gobierno del PP mueva un dedo. Es más, todo lo que han hecho ha sido prorrogar el contrato con la misma empresa por dos años más”, ha indicado Hernández.

“Estos trabajadores no saben cuándo van a cobrar ni si cobrarán, y cada mes sufren la misma incertidumbre. A estas alturas aún no han recibido la extra con la excusa, a través de un comunicado, de que se tenían que aprobar los Presupuestos de 2016. ¿A quién pretende engañar la gerente de la empresa?, el debate o la aprobación de los presupuestos no tiene nada que ver con el pago de nóminas o la paga extra de diciembre de 2015”, ha explicado la edil socialista, que ha lamentado “la desidia del Ayuntamiento de Murcia ante las malas prácticas de esta empresa”.

“Exigimos que salga de manera urgente el nuevo concurso para el servicio de Ayuda a Domicilio, que se cumpla la Ley y que no se permita que vuelvan a darse estas situaciones en este o cualquier otro contrato”, ha manifestado la concejal del PSOE, quien ha reclamado a la concejala de Derechos Sociales que “tome cartas en el asunto y deje de dar la espalda a estos trabajadores y trabajadoras que prestan un servicio para el Ayuntamiento”.

Susana Hernández se ha dirigido también a la Gerencia de la empresa concesionaria para pedir “que dejen de jugar con los trabajadores y cumplan con su obligación de pagar en tiempo y forma”, y ha lamentado que la única solución que se les dé a los trabajadores sea abrirse una cuenta corriente que les adelante la nómina. “Es una vergüenza y una actitud deleznable, máxime cuando en años anteriores esa ha sido la misma solución que han dado a los empleados, que después de pedir a sus bancos adelanto de nómina, no han cobrado a tiempo para devolver el adelanto y han tenido que pagar recargos”.

“Ante una empresa que se ríe de sus empleados y que juega con el sueldo de quienes trabajan por el bienestar de los murcianos y murcianas, el Ayuntamiento de Murcia no puede seguir haciendo la vista gorda, debe tomar medidas para paliar esta situación y evitar que ocurra en un futuro, y debe tomarlas ya. El Ayuntamiento no puede, en ningún caso, trabajar con empresas que no respetan los derechos de los trabajadores”, ha concluido.