Los socialistas alegan que la colocación de banderolas en las calles fuera de periodo electoral es ilegal y que este repentino interés por empapelar Patiño responde a una “pataleta” por haber perdido la presidencia de la Junta Municipal

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Ayuso, ha denunciado este martes “el lamentable espectáculo del Partido Popular en Patiño”, tras comprobar que los populares han colocado en los últimos días en varias calles de la pedanía carteles pidiendo el voto. “El Partido Popular pretende aprovechar la celebración de las tradicionales pelotas de Patiño de este domingo para hacer la campaña que no hicieron el pasado diciembre, que era cuando tocaba”, ha indicado Ayuso.

“Los vecinos y vecinas de Patiño han visto como en los últimos días se colocaban banderolas del PP de una lado a otro de sus calles sin motivo alguno. No sólo no estamos en campaña, sino que además la colocación de este tipo de banderas y carteles de lado a lado de la calle es ilegal fuera del periodo electoral y sin el permiso correspondiente”, ha explicado el concejal socialista, quien ha calificado esta situación de “cómica” y ha pedido al PP que “acepte que ya no gobierna en Patiño y deje de intentar hacer demostraciones de una fuerza que no tiene”.

Para el edil del PSOE las razones están claras: “El Partido Popular ha perdido la presidencia de la Junta Municipal de Patiño que, creía, era de su propiedad. Ahora gobierna Ciudadanos con el apoyo del resto de grupos exceptuando a los populares, que han cogido una ‘pataleta’ y por eso se dedican a empapelar las calles con sus siglas, demostrando que tienen mal perder y que sólo piensan en los intereses de su partido”, ha manifestado Ayuso.

El concejal socialista ha recomendado a Ballesta y a su equipo “que pongan orden en Patiño y frenen las ansias de publicidad de sus compañeros de partido” y ha pedido a los populares que retiren inmediatamente los carteles pidiendo el voto “y se centren en trabajar por los vecinos y vecinas de Patiño y del resto del municipio, en lugar de andar preocupados por aparentar que siguen siendo los dueños de una pedanía que sólo les pertenece a los patiñeros y patiñeras”.