El Grupo Socialista solicita que se destinen a este programa los 50.000 euros que incorporaron en los Presupuestos para esta entidad

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Ignacio Gras, y la concejala Susana Hernández, han visitado este jueves las instalaciones de Jesús Abandonado en la carretera de Santa Catalina para hablar sobre el Servicio de Acompañamiento Sociosanitario en Centros de Acogida de Larga Estancia que la organización pretende poner en marcha gracias a los 50.000 euros ampliados por el PSOE en los Presupuestos de este año.

“En la actualidad, cuando una persona sin hogar en nuestro municipio se encuentra hospitalizada y se le da el alta, tiene que quedarse en el hospital para realizar la convalecencia porque no tiene otro lugar al que acudir. Lo que Jesús Abandonado y el Grupo Socialista proponemos, es que los 50.000 euros que hemos incluido en los Presupuestos para esta organización, vayan destinados a que estas personas puedan recibir esos cuidados después del alta hospitalaria en un centro de acogida de larga estancia”, ha explicado la edil socialista.

IMG_4139 (2)

Susana Hernández y José Ignacio Gras, junto al director de la Fundación Jesús Abandonado, Daniel López.

Según datos oficiales, en 2015 el Servicio Murciano de Salud desembolsó 601 euros por cada persona y día de ingreso hospitalario. “Estamos hablando de una cantidad muy importante si multiplicamos por todas las personas que permanecen ingresadas a lo largo del año. Con mucho menos Jesús Abandonado podría ofrecer diez plazas durante todo el año para que estas personas recibieran los cuidados y el reposo que necesitan. El gasto hospitalario para diez personas durante un mes serviría para atender a esas personas en Jesús Abandonado durante un año”, ha indicado Hernández.

La concejala del Grupo Socialista ha anunciado que mañana viernes mantendrá una reunión con la concejala de Derechos Sociales para poner sobre la mesa este servicio. “Estamos convencidos de que saldrá adelante. Se trata de un servicio necesario que ya se presta a extranjeros y que supondría ofrecer una atención digna a un mayor número de personas que lo necesitan”.

“Tras la visita a este centro se hace más patente la necesidad de poner en marcha este servicio y otros dirigidos a ayudar a quienes peor lo pasan. Cualquier persona se puede ver en una situación de pobreza y/o exclusión social en algún momento de su vida. Debemos ser conscientes de esta dura realidad y poner al alcance de aquellos que más lo necesitan las herramientas para salir adelante”, ha concluido.