Los socialistas consideran que el Ayuntamiento no ha sido exigente a la hora de velar por el cumplimiento de las condiciones del contrato

 El Grupo Municipal Socialista ha solicitado este jueves en la Comisión de Vigilancia de la Contratación que el Ayuntamiento estudie la rescisión del contrato que mantiene con la empresa que ofrece actualmente el servicio de Ayuda a Domicilio. A juicio del PSOE, pueden existir indicios claros del incumplimiento de varios puntos del contrato por parte de la empresa adjudicataria, lo que sustentaría la solicitud de resolución de su vinculación con el Ayuntamiento, a la vez que denuncia que por parte del Partido Popular no se haya velado porque la empresa cumpliera con las condiciones establecidas en el contrato, y que además se le prorrogara, situación en la que se encuentra en la actualidad.

En el transcurso de la reunión celebrada a última hora de la mañana de hoy se ha puesto de manifiesto el alivio que supone la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que anula determinados supuestos de la Ley de Racionalidad y Sostenibilidad de la Administración Local, que ha condicionado la prestación de determinados servicios por parte de los ayuntamientos, como en el caso de Murcia con respecto a la ayuda a domicilio.

La concejala Susana Hernández ha puesto de manifiesto en la reunión diversos aspectos relativos a los presuntos incumplimientos por parte de la empresa. “Amparándonos en la Ley 30/2007 de 30 de octubre, los puntos del contrato incumplidos por la empresa de Ayuda a Domicilio, son suficientes para llevar a cabo el estudio para la resolución del contrato”. Durante dos meses de huelga en 2015, la empresa no prestó al completo el servicio, tal y como recoge el contrato. Recordemos que la huelga estuvo propiciada por la situación de impago de salarios y desamparo de las trabajadoras del servicio, situación que el equipo de gobierno del PP ha seguido permitiendo demasiado tiempo”.

A juicio del PSOE, otro de los puntos que podría haber incumplido la empresa es el referido a la formación de sus auxiliares de ayuda a domicilio. El Pliego de condiciones recoge que se realizarán sesiones formativas e informativas, pero los datos recogidos indican que solo se formó a un número reducido de trabajadoras.

“Además, el contrato recoge una serie de mejoras en el sistema de control de gestión, que debería estar implantado y en funcionamiento a pleno rendimiento antes de mayo de 2015. En la actualidad aún no se puede utilizar, mientras que nos encontramos durante la prórroga del contrato”, ha incidido la edil del PSOE.

Por otra parte, la empresa adjudicataria debería, por contrato, realizar un seguimiento psicofísico de sus auxiliares y aportar una declaración de ‘apto’ para prestar el servicio, “pero hace años que las trabajadoras no pasan ni tan siquiera revisiones médicas, de modo que no sabemos quién decide si un trabajador es apto o no para desempeñar el trabajo. Se trata de otro incumplimiento del contrato y también una violación clara de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995 de 8 de noviembre”, ha expuesto Hernández.

“Nos preguntamos qué mejoras han sido acreditadas por parte de la empresa y si el gobierno del PP se preocupó de revisar el cumplimiento del contrato antes de tomar la decisión de prorrogarlo. Creemos que hay motivos más que suficientes para iniciar un expediente de resolución del contrato del servicio de ayuda a domicilio y si al gobierno del PP le importa realmente las condiciones en las que se ofrece un servicio tan importante para tantos vecinos, lo hará”, ha concluido.