La concejala Maite Espinosa denuncia que el descuento es muy pequeño y que muchas personas mayores tendrán problemas para desplazarse a una consulta porque en muchas pedanías no hay clínicas de Podología

El Grupo Municipal Socialista considera que la solución que ha buscado la Concejalía de Derechos Sociales para restablecer el servicio de Podología para las personas mayores no es la más idónea, porque no salen más beneficiados que la situación que tenían hasta hace unos meses, cuando se interrumpió este servicio, que se prestaba a un precio muy asequible en los centros municipales de mayores.

Así lo considera la concejala Maite Espinosa, para quien el convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Murcia y el Colegio de Podólogos “no permite que nuestros mayores disfruten como se merecen de un servicio que hasta ahora recibían en los centros de mayores de barrios y pedanías. Tendríamos que haber buscado otras soluciones, tal y como se expresó en el pasado Pleno municipal de febrero”.

A juicio de la edil del PSOE, la reducción de un 20 por ciento en la factura por los servicios de podología, supondrían entre 5 y 6 euros, teniendo en cuenta que la visita a las consultas de estos profesionales ronda los 25 ó 30 euros. Anteriormente las personas que se beneficiaban de este servicio pagaban más o menos la mitad de lo que ahora cuesta una consulta normal.

Maite Espinosa indica que, además, “se da la circunstancia de que no en todas las pedanías de Murcia existen clínicas podológicas y el transporte público no es lo eficaz y económico que debiera, por lo que el supuesto ahorro es más ficticio que otra cosa, sobre todo para unas personas que en su mayoría perciben unas pensiones bajas”.

A estas circunstancias hay que sumar que una parte de las personas que necesitan este servicio tienen problemas de movilidad, lo que dificulta más su desplazamiento a estas clínicas.