Los socialistas insisten en la necesidad de incluir cláusulas sociales en la contratación para que, entre otras cuestiones, se asegure un empleo de calidad y el respeto a los derechos de los trabajadores

“Es una vergüenza que cada mes, para poder cobrar su sueldo de ochocientos euros, las trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio se vean obligadas a protestar frente a la puerta del Ayuntamiento de Murcia. Máxime cuando el consistorio paga a la empresa concesionaria puntualmente”. Así se ha referido este martes la concejala del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, al nuevo retraso en el pago de las nóminas de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio.

La edil ha recordado que este problema se repite mes a mes desde el principio del contrato en 2010. “La permisividad del equipo de Gobierno del PP para con esta empresa es alarmante. Aún incumpliendo condiciones del contrato, el Partido Popular renovó automáticamente la concesión de cinco millones de euros anuales”.

“Esta empresa incumple, incluso, aquellas propuestas que ella misma hizo y que le sirvieron para conseguir la contrata, como es el caso del Plan de Igualdad. Tanto es así, que ni siquiera han incluido en su página web un eslogan al que se comprometieron por contrato”, ha explicado Hernández, quien ha añadido: “No entendemos por qué el Partido Popular protege desde hace años a una empresa que no cumple ni con el Ayuntamiento ni con los derechos básicos de las trabajadoras”.

La concejala del PSOE ha reiterado la necesidad de introducir cláusulas sociales en los contratos del Ayuntamiento de Murcia para que, “entre otras cosas, los trabajadores que prestan servicio en este Ayuntamiento tengan un empleo estable y de calidad y se respeten sus derechos. No queremos convertirnos en la Inspección de Trabajo, pero tampoco vamos a permitir de ninguna manera que se ‘esclavice’ a los empleados”.

“Sugerimos a Ballesta que, ya que Pelegrín es la máxima responsable en la prórroga de este contrato y que Conchita Ruiz no está dando pasos para solucionar de forma urgente esta situación, dé la orden a personal para que estas dos concejalas no reciban su sueldo cada mes hasta que no lo hagan las trabajadoras de Ayuda a Domicilio. Quizá de ese modo entiendan por lo que pasan estas familias todos los meses”, ha concluido Susana Hernández.