El Grupo Socialista considera que se debe exigir a los propietarios el mantenimiento de las parcelas con casas y arbolado que provocan problemas en la vía pública, como esta semana en la calle de La Paz

La zona de La Alberca y el Verdolay más próxima al límite del Parque Regional El Valle-Carrascoy cuenta con numerosas viviendas singulares con amplios jardines y numeroso arbolado. No hay que olvidar que, tradicionalmente, esta pedanía ha sido lugar de veraneo y descanso de la burguesía murciana, porque hablamos de viviendas catalogadas, casonas o mansiones, a las que las leyes obligan a conservar. En los últimos años, muchos propietarios han optado abandonar las casas, dejarlas caer y especular con el terreno para edificar viviendas.

Imagen de la vivienda afectada.

Imagen de la vivienda afectada.

Una de las viviendas que se encuentran en situación de abandono está en una amplia parcela de la calle La Paz, en la intersección con la calle Olivos, que ha visto cómo esta semana se desprendía un pino de grandes dimensiones sobre la acera y la calzada, afortunadamente sin graves consecuencias. Sin embargo, provocó el derribo de una señal de tráfico, la ocupación de espacio y aceras públicas, con el consiguiente riesgo para peatones y vehículos que transitan por esas calles.

Ante situaciones como la ocurrida días atrás, que lamentablemente se vienen produciendo a menudo, el Grupo Socialista considera que el Ayuntamiento de Murcia está obligado a exigir a los propietarios a mantener en buen estado las parcelas y las viviendas. Los responsables municipales de Calidad Urbana y Vía Pública, así como los de Cultura, deben velar por el mantenimiento adecuado de estas viviendas catalogadas, y en el caso de caídas de árboles o de muros, reclamar a los propietarios los gastos ocasionados por el deterioro de señales de tráfico, limpieza o retirada de ramas y troncos. En el referido caso de la calle La Paz, este fin de semana aún no estaba repuesta la señal de tráfico ni despejada parte de la acera.

La acera de la calle La Paz aún no está despejada.

La acera de la calle La Paz aún no está despejada.

Para la concejala Begoña García Retegui, “es imprescindible que se cuantifique y evalúe el número de casas que se pueden encontrar en esta situación, no solo en La Alberca, sino en otras del municipio de Murcia, con el fin de elaborar un Plan específico para su preservación y mantenimiento, evitando que desparezcan del paisaje consolidado de estas zonas emblemáticas de la capital de la Región”.