Los socialistas critican la falta de apuesta de los gobiernos municipal y regional por la educación pública, y exigen las ampliaciones prometidas a algunos colegios públicos y la retirada del amianto, entre otras actuaciones urgentes

“Un año más el curso escolar comienza con niños y niñas hacinados en barracones, con problemas eléctricos que impiden utilizar el aire acondicionado a pesar de las altas temperaturas, con supresión de aulas (hasta doce de infantil) y menos profesorado, con obras pendientes de acometer e, incluso, con amianto que ya debería haber sido retirado de algunos colegios públicos pero que sigue comprometiendo el bienestar de nuestros menores”. Así lo ha asegurado este miércoles, primer día del curso 2016-2017, la concejala socialista Susana Hernández.

“Los padres y madres, así como los profesores, gran parte de la comunidad educativa y el Partido Socialista, llevamos años reclamando soluciones para las graves deficiencias que presentan muchos de los colegios del municipio de Murcia”, ha explicado la concejala del PSOE, quien ha reiterado que “no se puede permitir que los niños y niñas de Murcia sigan dando clases en barracones, pasen calor o no puedan acceder en muchos casos a todo el material escolar que necesitan, porque se está poniendo en peligro la calidad de la educación que reciben y se crea una desigualdad enorme”.

La edil socialista ha indicado que, en muchos casos, “son las propias juntas municipales las que acaban realizando obras menores o arreglos que son continuamente ignorados por parte de la concejalía de Educación y de la Consejería. También las asociaciones de padres y madres han tenido en los últimos tiempos que invertir en acondicionar zonas de sombra, colocar fuentes o arreglar desperfectos”.

Susana Hernández ha recordado, además, que el PP “no ha sido capaz, ni tan siquiera, de poner en marcha el sistema de gratuidad de libros aprobado en la Asamblea Regional y que tanto desahogaría a cientos de familias sólo en el municipio de Murcia”. En este sentido, Hernández ha querido agradecer la labor de muchas de las juntas municipales y de las asociaciones de padres “que están supliendo la falta de ayudas para la compra de libros y material escolar, creando bancos de libros e, incluso, asumiendo el gasto por la compra de nuevo material”.

“Aunque se han llevado a cabo obras en algunos colegios, son muchos más los que siguen necesitando ampliaciones y reformas. Exigimos al concejal de Educación que aúne esfuerzos con la consejería, que atienda las demandas de las AMPA y de las direcciones de los centros, y que se tomen medidas inmediatas para acabar con los barracones, los problemas eléctricos, la falta de espacio y la presencia de amianto”, ha añadido la concejala, quien ha concluido afirmando que “ofrecer una educación de calidad, a la que se pueda acceder en igualdad de condiciones, en un entorno estable y cómodo, debe ser una prioridad para el Ayuntamiento de Murcia”.