Los socialistas denuncian que “no se trata de un recorte por motivos económicos sino por motivos ideológicos”, y que con la supresión de hasta el 50% de los cursos en algunos casos, “se está perjudicando a los vecinos y vecinas de muchas pedanías”

La concejala del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, ha denunciado este miércoles los recortes “sangrantes” en Educación de Adultos que ha llevado a cabo la Consejería de Educación, así como la pasividad del alcalde Ballesta y del concejal Rafael Gómez “ante este ataque a la educación pública y contra el derecho de acceder a ella de los murcianos y murcianas”.

La edil, acompañada por los alcaldes pedáneos de Cabezo de Torres y Guadalupe, Francisco Viudes y Sebastián Peñaranda, y por la vicepresidenta de la Junta Municipal de Puente Tocinos, Lola Jara, ha indicado que “al inicio del año se filtró y llegó a manos de la comunidad educativa, un borrador de la Consejería de Educación en el que se indicaban una serie de recortes en la Educación de Adultos en el municipio de Murcia. En aquel momento, tanto la consejera como el concejal responsable en el Ayuntamiento de Murcia, se apresuraron a negar que estos recortes fueran a producirse”.

Asimismo, Hernández ha recordado que el Grupo Municipal Socialista presentó en el mes de marzo una moción para instar a la Consejería a fomentar la Educación de Adultos y a mantener tanto la oferta como la ubicación de los cursos ofertados. “En aquella ocasión el concejal Rafael Gómez apoyó nuestra moción asegurando que tanto su Concejalía como la Consejería de Educación trabajaban en la línea propuesta por el PSOE”, ha explicado la concejala socialista, quien ha añadido que “la sorpresa viene cuando a finales de julio se informa a los Centros de Educación de Adultos de que se van a llevar a cabo los recortes que contenía aquel borrador de principios de año, momento en el que nos dirigimos mediante comunicación interna al concejal para exigirle explicaciones sobre cuáles han sido las acciones que ha llevado a cabo para evitar que estos recortes se produzcan”.

“El PP nos ha mentido y ha mentido a los murcianos. Hace meses que se gestaba este recorte mientras lo negaban. Y lo peor, es lo poco que les importa la educación pública y lo poco que les interesan las necesidades y derechos de sus vecinos y vecinas”, ha lamentado Susana Hernández, que ha enumerado los cursos suprimidos y ha definido el recorte como un “acto de discriminación”.

“En el Centro de Educación de Adultos de Puente Tocinos se han eliminado cinco cursos, lo que supone una supresión de casi el cincuenta por ciento de lo impartido hasta ahora. En Espinardo han desaparecido los cuatro cursos que se venían ofreciendo y en Cabezo de Torres dos. En Javalí Viejo han quitado el único curso que tenían, de competencias básicas. Y en Guadalupe los veintidós alumnos que ya estaban matriculados para asistir al curso de prueba libre de la Educación Secundaria Obligatoria se han encontrado con que ya no existe tal curso. ¿Cómo se puede dejar a veintidós personas ya inscritas sin clase y sí mantener otras clases en las que hay seis o siete alumnos? ¿Cómo se pueden eliminar cursos de Español cuándo existe un gran número de personas extranjeras en riesgo de exclusión social en nuestro municipio que necesitan aprender el idioma para integrarse mejor e incluso conseguir un empleo? ¿Por qué el PP le tiene tanta manía a la educación pública y al alcance de todos?”, ha manifestado.

“Los recortes no responden a una cuestión económica sino ideológica. Prueba de ello es que, tras eliminar cursos, los profesores que los impartían siguen en los centros pero, al no disponer de clases que impartir, asumen tareas administrativas. Si tenemos las aulas y a los profesores, ¿por qué se están recortando cursos? La respuesta está clara: el PP quiere acabar con la educación pública, pero nos va a tener en frente y no se lo vamos a poner nada fácil”, ha añadido Hernández.

La concejal ha anunciado que, tanto el Grupo Socialista como los representantes de las juntas municipales afectadas, “llegarán hasta donde sea necesario” y ha exigido, nuevamente, al concejal de Educación, que explique cuántas reuniones ha mantenido con la consejera para frenar los recortes, cuántos escritos ha dirigido y cuántas declaraciones públicas de apoyo a la Educación de Adultos ha realizado.

“Como el concejal de Educación no ha sabido defender los intereses de los murcianos y murcianas, nos dirigimos a Ballesta, a quien le encanta posar para las fotos, para proponerle que la próxima foto sea junto a los vecinos y vecinas del municipio defendiendo la Educación de Adultos frente al Gobierno regional”, ha concluido.