Los socialistas denuncian la reticencia del gobierno del PP a cambiar los nombres franquistas nueve años después de la entrada en vigor de la Ley

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Juan Vicente Larrosa, ha criticado este miércoles “las maniobras evasivas que está llevando a cabo el gobierno de Ballesta para seguir incumpliendo la Ley de Memoria Histórica”. Larrosa ha hecho estas declaraciones tras una reunión de la Comisión de Calles de la que es miembro, en la que se ha establecido la creación de otra comisión que estudie las calles con nombres que puedan estar sujetos al cambio que obliga la ley.

“En Murcia hay un número importante de calles con nombres relacionados con el alzamiento franquista, la Guerra Civil y la posterior dictadura. Son nombres que, según el artículo 15 de la esta Ley, deberían cambiarse. No cabe interpretación a la Ley, ni hace falta una subcomisión dentro de la Comisión de Calles para analizar si se deben o no cambiar los nombres. Hay que cumplir la Ley, sin reticencias ni tejemanejes”, ha explicado el edil del PSOE, quien ha recordado que la Ley de Memoria Histórica entró en vigor nueve años atrás y que “seguir dándole vueltas al cambio de nombre de las calles es una prueba de la falta de interés del PP por cumplirla”.

A juicio del concejal socialista, “la creación de comisiones y más comisiones para dilucidar este tema es una forma de dilatar en el tiempo una decisión que el gobierno de Ballesta no quiere tomar, pero ahora está en minoría y no vamos a permitir que siga incumpliendo la Ley. Calles como Francisco Franco -en Lobosillo-, General Yagüe -en Murcia centro- o General Mola – en El Raal-, deben desaparecer del callejero de Murcia de inmediato, sin más trabas ni retrasos”.

Asimismo, Larrosa ha recordado que existen nombramientos de calles aprobados en el Pleno municipal que todavía no han sido realizados, como es el caso de la calle del último alcalde republicano de Murcia, Bienvenido Santos Borrego, acordada en 2005, o la del escritor Antonio Martínez Endique, aprobada en 2012. “La Ley y los acuerdos tomados en el Pleno Municipal están para cumplirse, por lo que no vamos a dejar de exigir a Ballesta y a su equipo la seriedad que este tema merece”, ha concluido.