Los socialistas recuerdan que, hasta hace unos días, las juntas municipales se habían podido encargar, sin problema alguno, de instalar aparatos de aire acondicionado o colocar zonas de sombraje en los patios

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia, Susana Hernández, ha denunciado este martes en rueda de prensa “la negativa del gobierno de Ballesta a permitir que las juntas municipales inviertan en obras de acondicionamiento en colegios públicos”.

Según ha indicado la edil socialista, hasta hace unos días las juntas municipales podían disponer del presupuesto contenido en el capítulo de inversiones para realizar pequeñas obras en colegios, tales como colocación de aire acondicionado, instalación de zonas de sombraje en los patios o compra de libros para la biblioteca. “Habitualmente estos gastos no han superado ni los tres mil euros y las juntas municipales no han tenido problema en estos años a la hora de realizar esas mejoras que, en muchas ocasiones, han asumido por la apatía y falta de interés del propio ayuntamiento y de la Consejería de Educación, que tiene las competencias en Educación”.

“De repente nos encontramos con que la Concejalía de Descentralización prohíbe a las juntas realizar estas actuaciones de acondicionamiento “, ha explicado Hernández, quien ha criticado que, ahora, “a las juntas municipales sólo se les permite realizar pequeñas reparaciones pero no dar respuesta a las demandas de padres, madres y profesores que son ignoradas por las administraciones local y regional”.

La edil socialista ha lamentado que el gobierno del PP “no tenga problema en que las juntas puedan gastar miles de euros en fiestas y actividades lúdicas, pero sí ponga trabas a cualquier inversión que mejore el día a día de los alumnos y alumnas del municipio”.

“Lo que queda patente con esta prohibición absurda es que el concejal de Descentralización, José Guillén, está más preocupado por evitar que las juntas que no preside el PP logren cosas, que por responder a las necesidades de los murcianos y murcianas”, ha manifestado Susana Hernández, quien ha acusado a Guillén de “paralizar y bloquear una y otra vez las juntas municipales”.

“El gobierno de Ballesta tiene dos opciones: o permite a las juntas invertir en aquellas reformas, acondicionamiento o material que los colegios públicos necesiten o, desde hoy mismo, se encarga el Ayuntamiento de Murcia de poner solución a esos problemas al tiempo que exige a la Consejería que también ejerza su competencia. Pero si Ballesta y su equipo no están dispuestos a invertir en los colegios del municipio para, entre otras cosas, seguir presumiendo de superávit, le exigimos que deje trabajar a las juntas municipales y levante de inmediato esta ridícula prohibición”, ha insistido la concejala del PSOE.

“Al final, como siempre, todo es cuestión de voluntad política. Esta decisión, como tantas otras del gobierno del PP, es una decisión ideológica que no vamos a permitir. O actuar o dejar actuar a las juntas, no hay tercera opción. ¿Qué va a hacer Ballesta?”, ha concluido.