Los socialistas piden a ambas administraciones que cesen el conflicto que mantienen desde hace más de cinco años y se coordinen para delimitar el entorno de la Rueda, el Acueducto y las acequias Aljufía y Alfatego, importante patrimonio cultural del municipio de Murcia

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Ayuso, y el diputado regional Emilio Ivars, han ofrecido este viernes junto al vocal del PSOE en la Junta Municipal de La Ñora, Francisco Gil, una rueda de prensa para denunciar la desprotección del entorno BIC de la Noria de La Ñora, que incluye el molino de la Rueda, el acueducto y las acequias Aljufía y Alfatego.

“Las discrepancias entre el Ayuntamiento de Murcia y la Comunidad Autónoma están perjudicando la protección que necesita un Bien de Interés Cultural de tanta importancia”, ha manifestado Ayuso, quien ha indicado que la situación de parálisis en la protección de este entorno dura ya más de cinco años “sin que ni el Ayuntamiento ni la Comunidad muestren el interés que nuestro patrimonio cultural y natural merece”.

El edil del PSOE ha recordado, además, que la Noria de La Ñora fue declarada Bien de Interés Cultural en 1982 y que, en 2001, dentro del Plan General de Ordenación Urbana, se catalogó el entorno con el grado uno de protección. “Sin embargo -ha asegurado Ayuso- el Plan General no tuvo en cuenta la existencia del acueducto ni el entorno completo y no contemplo el BIC como configurador del espacio, un error histórico que todavía perdura”.

66359_res_720El concejal socialista ha reclamado al Ayuntamiento de Murcia que tenga en cuenta la situación actual y que en los sucesivo se adapte el planeamiento urbano a la situación de protección del patrimonio cultural que requiere la zona, priorizando la conservación del entorno a la planificación urbanística. “Para ello, por supuesto, debemos acabar con el urbanismo a la carta que es la marca oficial del PP y apostar de una vez por todas por un urbanismo que preserve nuestros valores naturales y culturales”.

Por su parte, el diputado regional, Emilio Ivars, ha informado de que el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado en la Asamblea Regional una iniciativa para que cuanto antes se establezca una mesa de negociación entre la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Murcia, con la participación de organizaciones en defensa del patrimonio y la cultura, la Real Academia de Bellas Artes, técnicos y políticos. “La finalidad de esta mesa debe ser terminar con estos más de cinco años y medio de conflictividad institucional permanente y con la actual desprotección del entorno”.

Ivars ha criticado que, durante más de cinco años, las administraciones local y regional hayan sido incapaces de zanjar el conflicto, cooperar y llegar a acuerdos, dando lugar a la desprotección de un entorno que debería estar delimitado”. Asimismo, el diputado socialista ha indicado que la falta de delimitación, no sólo afecta a la protección y conservación de una parte importante del patrimonio cultural del municipio de Murcia, sino también a las viviendas y terrenos colindantes.

El conflicto, que se remonta a 2011, comenzó cuando la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales pretendió delimitar el entorno BIC basándose, únicamente, en un criterio visual. Esto dio lugar a un contencioso administrativo iniciado por el Ayuntamiento de Murcia, dado que hay zonas desde las que no se observa ni la Noria ni el Acueducto pero deberían estar delimitadas. Finalmente, y tras más de cinco años, el contencioso se resolvió el pasado mes de julio, estimando parcialmente el recurso del Ayuntamiento de Murcia.

“Es urgente que se convoque la mesa que proponemos para que se trabaje por la protección que este entorno natural y cultural que, a juicio de la Real Academia de Bellas Artes, ya ha sufrido un deterioro significativo en las últimas décadas. Ayuntamiento y Comunidad Autónoma deben acabar con la anarquía y establecer unos límites concretos que permitan conservar nuestro patrimonio”, ha concluido Ivars.