Los socialistas lamentan que el Gobierno regional haya tardado más de nueve años en dar los pasos para poner en marcha esta Ley y critica que, después de casi una década de parón, no se haya tenido en cuenta si los ayuntamientos disponen de los medios y recursos suficientes

La concejala del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, ha criticado este martes que, “después de más de nueve años de pasotismo y desinterés, el Gobierno regional del PP, presionado por la oposición en la Asamblea Regional, pretenda poner en marcha la Ley de Renta Básica de Inserción (cuyo reglamento debía haber sido aprobado en 2007) sin contar con los ayuntamientos, que son las administraciones que deben tramitar y hacer seguimiento de los expedientes”.

Hernández ha recordado que el Partido Socialista ha reclamado insistentemente a lo largo de los últimos nueve años la puesta en marcha de esta Ley, “pero para que se aplique correctamente se debe tener en cuenta si los ayuntamientos disponen de los medios y recursos suficientes para dar cumplimiento”. En este sentido, la edil socialista ha indicado que “en el caso del Ayuntamiento de Murcia, no existe personal suficiente en Servicios Sociales para hacer frente al trabajo que supondrá cumplir la Ley de Renta Básica de Inserción. Los trabajadores y trabajadoras sociales ya tienen dificultades para asumir las responsabilidades que tienen en la actualidad debido a la falta de personal y de espacio disponible”.

“Hasta el Consejo Económico y Social de la Región de Murcia se muestra perplejo por la falta de previsión de financiación y recursos humanos existente en el informe preceptivo al reglamento de la Ley, presentado por el Gobierno regional”, ha informado la edil socialista.

La edil ha añadido que “para que los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Murcia puedan dar inicio a los expedientes de solicitud de Renta Básica, dar cumplimiento en un plazo de dos meses y hacer un seguimiento, tal y como contempla la Ley, es necesario más presupuesto, más personal e infraestructuras que garanticen una correcta aplicación. De lo contrario, los trabajadores sociales pueden verse obligados a dejar otros servicios de lado para poder cumplir plazos debido a la sobrecarga de trabajo”.

“El Ayuntamiento de Murcia no debe hacerse cargo de la financiación que requiere la puesta en marcha de la Ley, pero es importante que contemos con los recursos suficientes para que, de una vez por todas, estas ayudas lleguen a los miles de vecinos y vecinas del municipio que siguen atravesando dificultades, y a los que no se ha tenido en cuenta mientras se retrasaba deliberadamente la aprobación del reglamento correspondiente durante casi una década”, ha criticado la edil.

Susana Hernández se ha dirigido al alcalde de Murcia, José Ballesta, para instarle a “exigir a sus compañeros del PP en el Gobierno regional que doten al Ayuntamiento de Murcia de los recursos humanos y económicos suficientes para dar salida a esta Ley” y a “buscar aliados que se sumen a esta exigencia en la Federación de Municipios”.

“Lo que nos preocupa es el buen desarrollo de una Ley muy necesaria y que nuestro ayuntamiento cuente con todos los recursos para cumplirla. Si a Ballesta le importan los murcianos y murcianas también denunciará esta falta de planificación que puede poner en riesgo la aplicación de la Ley de Renta Básica de Inserción en el municipio”, ha concluido.