El concejal del Grupo Municipal Socialista Enrique Ayuso se queja de que, “pese a aprobarse una moción de urgencia en el último Pleno para crear un registro, volvemos a la improvisación”

El Grupo Municipal Socialista denuncia que las juntas municipales no han sido dotadas de recursos ni de la información necesaria para que puedan dirigir las reclamaciones vecinales por los daños sufridos durante las últimas lluvias, de manera que cuando un ciudadano pregunta dónde presentar una solicitud sobre un desprendimiento o por la inundación de una propiedad no pueden derivarlos a ningún servicio u oficina de atención municipal.

El concejal Enrique Ayuso recuerda que en el último Pleno de este mes se aprobó de urgencia una moción, a iniciativa del PSOE, en la que se instaba al alcalde a que habilitara un registro especial para que los vecinos pudieran inscribir las comunicaciones de los daños sufridos y la solicitud de ayuda con el fin de que después pudieran acceder a los fondos destinados para paliar los daños en sus personas o patrimonio. No obstante, “una semana después de aprobada esa moción de urgencia en la que también se pedía la declaración de zona catastrófica de Murcia como consecuencia de las lluvias todavía no se ha puesto en marcha el registro centralizado del municipio para recoger esas reclamaciones, por tanto, ni juntas municipales ni sus presidentes tienen instrucciones del ayuntamiento sobre cómo recoger los daños particulares y pedir las ayudas para paliar los destrozos”.

Asimismo añade que “se está produciendo bastante desconcierto, ya que el Ayuntamiento de manera oficiosa dirige a los pedáneos a los bomberos y estos al 112, lo que vuelve a ser un claro ejemplo de improvisación”. Ayuso advierte además de que “las juntas podrían ser un instrumento fantástico de colaboración para resolver situaciones de urgencia como esta y, sin embargo, no saben cómo responder a los vecinos en un momento que es muy necesario saber hacerlo”.

Hay que recordar que, como recogía el texto de la moción, en el municipio de Murcia las fuertes lluvias ocasionaron numerosos destrozos tanto en instalaciones públicas como privadas; arrastre de vehículos, desprendimientos y derrumbes en carreteras y viviendas, inundaciones de sótanos, bajos comerciales y huertos, y se llenó de lodo parques y casas, incluso el yacimiento de San Esteban. Y que todos los daños en el patrimonio público fueron valorados en 7,3 millones de euros por parte del Ayuntamiento inicialmente.