La concejala del Grupo Municipal Socialista Maite Espinosa recuerda que los pedáneos han informado de la situación al alcalde y a la Policía Local pero “se han limitado a colocar unas vallas sin controlar el paso de vehículos y peatones, que sigue siendo continuo”

El Grupo Municipal Socialista advierte del peligro que están soportando muchos vecinos de las pedanías de Aljucer y Nonduermas después de que las últimas lluvias provocaran desprendimientos que han reducido la anchura de los caminos suponiendo un grave riesgo para la circulación de vehículos.

La concejala Maite Espinosa, que ha visitado esta mañana Aljucer y Nonduermas para confirmar el mal estado de los caminos, ha comprobado también que el cauce de la acequia Mayor Barreras está lleno de escombros procedentes de los laterales de la misma, por donde transcurren los caminos de acceso a muchas viviendas. “Los pedáneos de las localidades han puesto en conocimiento tanto del alcalde de Murcia como de la Policía Local los graves desperfectos existentes desde la misma fecha de las lluvias, pero se han limitado a poner unas vallas que, sin embargo, no impiden el tráfico que, por otro lado, es necesario para no dejar incomunicadas las viviendas de la zona”, explica Espinosa, quien reclama que, “con urgencia, se realicen las obras necesarias y se limpien los escombros para evitar el peligro existente”.

Acompañada de los pedáneos de Aljucer, Ainhoa Sánchez, de San Ginés, Jesús Pintado, y Nonduermas, Carmen López, la concejala advierte de la urgencia de limpiar los cauces, llenos de tierra, piedras y cañas, que han dejado los desprendimientos, para que cuando se produzca alguna avenida de agua estén despejados.

El Grupo Municipal Socialista ha exigido en numerosas ocasiones a lo largo de los años que se solucionen los problemas relacionados con la acequia Mayor de Barreras a la altura del Canal de Torres, entre las pedanías de Aljucer, San Ginés y Era Alta.

Por tanto, la concejala advierte de que “el PSOE está denunciando desde 2013 el arreglo de esta acequia que, pese a las obras realizadas, los desprendimientos siguen siendo una constante y, en esta ocasión, se han agravado existiendo un peligro real después de que algunas viviendas sobre el canal hayan sufrido problemas en sus estructuras y de que la carretera que pasa junto al cauce haya cedido también”.

Así, Maite Espinosa pide al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia que se ejecuten las obras necesarias y de manera urgente, repercutiendo el coste económico y los expedientes sancionadores, si los hubiera, a la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia.