El concejal Enrique Ayuso denuncia que ni el propio Ayuntamiento de Murcia da ejemplo cuando permite un volumen continuo y elevado en los espectáculos que programa, como los celebrados junto al árbol de la Plaza Circular

Recuerda que la Mesa del Ruido no se reúne y que “debería haber sido convocada en previsión de las celebraciones navideñas que implican grandes aglomeraciones en la vía pública”

El concejal socialista Enrique Ayuso critica “el incumplimiento sistemático” de la normativa diseñada y aprobada para combatir el ruido en el municipio y favorecer así el descanso de los vecinos, “quienes nos hacen llegar sus constantes quejas, que serían mínimas si se respetara la legislación sobre ruido y también sobre ocupación de la vía pública”.

“Desde el Grupo Socialista entendemos y apoyamos los espectáculos y las celebraciones que tienen lugar en estas fechas, pero es urgente y obligado que tengamos en cuenta a todos esos cientos de vecinos que quieren descansar en su hogar y no lo pueden hacer solo porque el Ayuntamiento no aplica las normas”, apunta Ayuso.

Asimismo, advierte de que, aunque en estas fechas, por el incremento de las celebraciones, se agravan esas molestias, lo cierto es que el ruido en la vía pública excede habitualmente de lo que la normativa establece”. Al respecto, recuerda que hay establecimientos que han decidido trasladar sus locales a zonas con menos densidad de población precisamente para cumplir la legislación y evitar las sanciones previstas y, sin embargo, se está dando el caso de que, pese al esfuerzo realizado por esos propietarios, hay negocios abiertos en el centro de la ciudad que no sufren esas multas por excederse en ruidos, o quizá, es que les resulta más beneficioso pagar la multa que cumplir la normativa”.

Igualmente, el concejal, responsable en el Grupo del PSOE del seguimiento del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Murcia, afirma que “el Ayuntamiento no tiene un verdadero interés por atajar este problema que afecta al descanso y la buena convivencia entre vecinos, algo que es fácilmente demostrable también porque ni siquiera se reúne la Mesa del Ruido donde está Hostemur y la plataforma No Más Ruido, que tienen mucho que decir en este asunto. Así que volvemos a estar delante de otro ejemplo de órganos creados para hacerse una foto, por lo que exigimos que esa Mesa sea un instrumento con un funcionamiento real y efectivo”. Añade que “debería haber sido convocada en previsión de las aglomeraciones que conllevan estas fiestas en la vía pública, pero, ya que no se ha reunido con anterioridad, después de la Navidad también es un buen momento para hacer balance”.

Además, precisa que “ni la propia administración local da ejemplo cuando permite que se celebren espectáculos como los que programa de manera continúa y a un volumen potente junto al árbol de Navidad gigante en la Plaza Circular, cuyos vecinos de alrededor se están quejando”.

Ayuso declara que “no podemos comprender cómo es posible que un ayuntamiento que tiene a tres concejales de la anterior corporación investigados por su permisividad con los ruidos en el centro urbano (en relación a los ex ediles Vidal, Bernabé y Martínez-Cachá) siga con la misma inercia”.