Los socialistas recuerdan que el actual alcalde de Murcia era consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio cuando se aprobaron los planes urbanísticos en el municipio que ahora la justicia está tumbando uno a uno

“Esta nueva anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de un plan urbanístico en el municipio de Murcia es otro ejemplo más -y ya son numerosos los casos similares- del urbanismo salvaje y a la carta que ha sido y es la marca de los gobierno del PP en La Glorieta”. Así lo ha indicado el concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Ayuso, tras conocerse que el TSJ ha anulado la modificación número 100 del Plan General de Ordenación Urbana, referente a la construcción de 150 viviendas de lujo en una zona protegida como Red Natura, en Sucina.

“Esto es fruto de la política basada en favorecer a unos pocos, es lo que ocurre cuando se anteponen los intereses de algunos por encima de los de Murcia”, ha insistido Ayuso, quien ha afirmado que “los continuos dictámenes judiciales en contra del urbanismo opaco y sin control del PP no hacen sino incidir en la necesidad de revisar de una vez y en profundidad el Plan General de Ordenación Urbana, tal y como venimos años exigiendo desde el Partido Socialista y tal y como se aprobó a iniciativa nuestra en el Pleno municipal de enero de 2016”.

“Fuensanta, Nueva Condomina, Joven Futura, Puente Tocinos, Sucina, Umbra… todos los casos de la dudosa gestión urbanística de los gobiernos del PP señalan inexcusablemente a Ballesta. Hoy es el alcalde de Murcia, pero antes fue Consejero de Obras Públicas y tuvo a su lado al actual concejal de Urbanismo, Navarro Corchón. Fue su consejería, bajo su dirección y junto a parte del equipo que hoy sigue acompañándole en el ayuntamiento, la que aprobó todos los planes que la justicia está tumbando hoy uno a uno”, ha explicado el concejal del PSOE, quien ha pedido a Ballesta que “asuma responsabilidades y dé explicaciones públicas sobre por qué dio luz verde a esos planes urbanísticos”.

El edil socialista ha pedido al alcalde de Murcia y a su equipo que “dejen de buscar excusas y de tirar balones fuera y asuman que el PP de Cámara tiene continuidad en ellos, y que el modelo urbanístico que los gobiernos del PP han llevado durante más de veinte años sigue siendo el modelo de Ballesta”.