Los socialistas denuncian que, tras varias reuniones y en plena negociación del nuevo texto, el gobierno de Ballesta ha decidido aprobar la nueva ordenanza y zanjar así la ronda de consultas que se había iniciado, impidiendo incluir aportación alguna al borrador presentado

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Ayuso, ha denunciado este lunes “la falta de compromiso y de palabra del gobierno de Ballesta al aprobar, de forma unilateral, la nueva ordenanza de vados, a pesar de haberse comprometido públicamente en el pleno de diciembre a contar con todos los grupos y, en especial, con el Grupo Socialista, promotor de la propuesta de modificación”.

“El compromiso del concejal Martínez Oliva en el Pleno fue una condición del Grupo Socialista para permitir que salieran adelante las Ordenanzas Fiscales, en las que habíamos logrado incluir significativas modificaciones. La revisión de la ordenanza de vados, sin embargo, requería un trabajo más profundo y, por lo tanto, se nos prometió constituir un grupo de trabajo y revisar la ordenanza entre todos”, ha explicado Ayuso, quien ha criticado que “llegado el momento de la verdad, como es costumbre en el PP, no se cumplen las promesas y se actúa como si aún tuvieran mayoría absoluta, ignorando la opinión de los grupos de la oposición”.

El concejal del PSOE ha indicado que, aunque su grupo ha mantenido varias reuniones con el concejal Guillén “sobre un borrador de nueva ordenanza ya preparado sin contar con nadie, desde el Grupo Socialista teníamos serias dudas y estábamos en desacuerdo con algunos puntos, por lo que habíamos solicitado reunirnos de nuevo para intentar aportar y resolver a fin de construir entre todos una ordenanza más justa”.

No obstante, ha explicado el concejal socialista, “a pesar de haber fingido interés en nuestra opinión en un primer momento, finalmente el gobierno de Ballesta no ha vuelto a reunirse con nosotros y ha decidido aprobar su borrador de reforma de la ordenanza de vados sin escuchar nuestras aportaciones”.

A juicio del edil socialista, “este paso en solitario dado por el PP es una muestra de que cumplen con los compromisos adquiridos en el Pleno municipal a regañadientes, empujados por la presión de la oposición, pero dejando claro que no creen en la participación ni en la transparencia y que prefieren hacer las cosas sin contar con el resto de grupos”.

“El gobierno de Ballesta ha aprobado una nueva ordenanza de vados con la que no estamos de acuerdo, porque no aceptamos fianza de ningún tipo; si el PP nos hubiera escuchado le habríamos podido proponer otras alternativas más justas y que no suponen un sobrecoste para el ayuntamiento. Tampoco estamos de acuerdo con el hecho imponible, con que se cobre por uso de vado a quien no lo utiliza, simplemente por tener un rebaje que no ha pedido y una entrada a una cochera que, en ocasiones, no tiene esa función. Es injusto obligar a pagar por pasar con el coche sobre la acera a quien nunca lo hace, únicamente porque es un cobro sistemático basado en condiciones erróneas, es un cobro basado en una presunción”, ha explicado Ayuso.

“Esas eran las dudas y reticencias del Grupo Socialista, y mucho nos tememos que el PP ha decidido aprobar la nueva ordenanza saltando por encima de la oposición para no tener que modificar nada de lo que los socialistas creemos injusto o poco racional. Es una tomadura de pelo, una más del gobierno de Ballesta que finge apostar por la participación cuando necesita apoyos y luego sigue actuando como lo hacía el gobierno de Cámara, sin contar con nadie”, ha concluido.