La concejala socialista Susana Hernández pide al equipo de Gobierno que se implique en solucionar la falta de espacio del centro, donde alumnos de 4º, 5º y a veces hasta de 6º de Primaria comparten aula

El Grupo Municipal Socialista recuerda al equipo de Gobierno, del PP, que en octubre de 2015 denunció distintas deficiencias que afectaban al normal funcionamiento del Colegio La Cruz de El Campillo, perteneciente a la pedanía de El Esparragal, que “a día de hoy continúan sin que se haya producido durante todos estos meses ni una mínima mejora”, declara la concejala Susana Hernández.

IMG_5437“Los problemas siguen siendo la falta de espacio, que les obliga a tener aulas mixtas, de hecho, en estos momentos comparten una alumnos de 4º, 5º y a veces hasta de 6º de Primaria. También, se imparten algunas clases en la sala de profesores, donde se ubica actualmente apoyo, además, no tienen biblioteca ni sala de música ni de psicomotricidad, tampoco de informática”, explica la concejala, quien afirma que “lo más grave es que el alumnado no cabe, por lo que se hace necesario y urgente una ampliación, más que nada para no echar a perder un colegio público imprescindible, ya que tiene matriculados actualmente un centenar de alumnos”.

Precisamente, la presidenta de la Asociación de Padres (AMPA), Mari Martínez, indica que “si el curso que viene no se pueden aceptar matriculaciones, ya el siguiente no vendrá nadie, porque a los padres no les gusta tener a sus hijos en aulas mixtas”.

Asimismo, Hernández manifiesta que la AMPA y también el vicepresidente de la Junta Municipal de El Esparragal, Andrés Pérez, llevan muchos meses reivindicando una ampliación del Colegio, pero “no consiguen una solución de la Consejería de Educación”, por lo que barajan soluciones que no son definitivas como instalar un aula cerrando una de las entradas del colegio, de cuyas obras intentará ocuparse la Junta, igual que se ha encargado de comprar tres aparatos de aire acondicionado. “También hemos pedido un informe sobre solares municipales disponibles para ver la posibilidad de construir un colegio nuevo, algo que sería mucho más costoso que una ampliación”, matiza el vicepresidente de la Junta.

En cualquier caso, la edil dice “entender perfectamente los temores de la AMPA, ya que si el Colegio no se amplía, los alumnos terminarán por elegir otro centro y el de El Campillo acabará cerrándose, algo que no debemos permitir porque no estamos sobrados de recursos públicos”. Agrega que, además, es un centro que ha incorporado todos los programas que diseña la Consejería de Educación y que la calidad de la enseñanza que imparte está fuera de toda duda. Sin embargo, “para qué quiero impartir clases en bilingüe si no tengo pizarras digitales en todas las aulas, solo hay dos”, señala la presidenta de la AMPA, quien apunta que también la Junta se ha comprometido a comprar alguna más.

Por todo ello, la concejala, quien precisa que tanto el Grupo Socialista en el Ayuntamiento como en la Asamblea Regional han reclamado soluciones a los problemas de espacio, insiste en que “el equipo de Gobierno municipal se implique en atajar estas deficiencias y que le exija a la Consejería de Educación respuestas definitivas, a ver si no tuviéramos que volver a denunciar la situación del Colegio La Cruz de El Campillo”.

Igualmente, el acceso del Colegio presenta serias dificultades, ya que la calle Escuelas, que va al centro es de un solo carril y sin salida, y obliga a los padres y a los alumnos a subir andando una cuesta muy pronunciada, por lo que el vicepresidente de la Junta Municipal considera que hay posibilidades de dar salida a esta calle, por lo que reclama al Ayuntamiento que realice las obras oportunas.