El concejal socialista Enrique Ayuso reitera la necesidad de poner a disposición de las juntas una oficina única para informar y dirigir a los alcaldes pedáneos y solucionar de forma ágil todos sus problemas y trámites

El Grupo Municipal Socialista ha alertado del riesgo de accidentes de tráfico en la calle Mayor de El Esparragal, ya que la pronunciada curva existente a la altura de la Iglesia, así como el estrechamiento de esta calle, que es la principal vía de circulación y conexión de la población, ya ha ocasionado distintos percances, sobre todo contra uno de los edificios colindantes.

Por ello, los representantes socialistas en la Junta Municipal consideran urgente y necesaria una regulación del tráfico, quizá con control semafórico y límite de velocidad, en la calle Mayor con el fin de proporcionar más seguridad a la circulación tanto de vehículos como de personas, puesto que las aceras tampoco guardan uniformidad ni en la altura ni en pavimento, y en algunos tramos son inexistentes. “Esto no es más que un nuevo ejemplo de la discriminación que sufren las pedanías”, apunta el socialista Enrique Ayuso, quien solicita un estudio de tráfico para ordenar esta calle.

Además, esta vía soporta tráfico de todo tipo, incluidos autobuses interurbanos, que invaden el carril contrario cuando circulan, por “lo que el peligro es real”, manifiesta Ayuso, quien recorrió la principal calle de El Esparragal acompañado del vicepresidente de la Junta Municipal, Andrés Pérez, y otros vocales socialistas.

IMG_5491No obstante, “no es solo un problema de tráfico, que puede tener graves repercusiones, es también la impotencia, que denunciamos constantemente cuando tratamos algún asunto de pedanías, a la que se enfrentan los representantes de las juntas vecinales porque no saben a quién dirigirse”, precisa Ayuso, quien recuerda que la calle pertenece a la red de carreteras de la Comunidad Autónoma y, además, al pasar la acequia Zaraiche, también tiene competencias la Junta de Hacendados.

Precisamente, otra de las quejas es que una parte del cimbrado de la acequia ha cedido y ha provocado distintas grietas y, aunque la Junta Vecinal lo ha puesto en conocimiento de la Junta de Hacendados, no se ha solucionado, al parecer, por problemas económicos.

Por ello, el concejal del PSOE asegura que “tanta administración interviniendo provoca dos graves hechos, en primer lugar, la dificultad para saber a quién dirigirse y la segunda es la dilación en el tiempo que impide que los problemas no terminen nunca de solucionarse”, por lo que vuelve a reclamar al Ayuntamiento una oficina única para informar y dirigir a los alcaldes pedáneos, y solucionar de forma ágil todas las deficiencias que surgen y los trámites que precisan.