El concejal socialista Enrique Ayuso advierte al equipo de Gobierno que “cuando trabaja es bajo el lema del despotismo ilustrado, todo para el pueblo pero sin el pueblo”

El Grupo Municipal Socialista ha criticado la falta de transparencia por parte del equipo de Gobierno, del PP, y el desinterés por la participación de los vecinos, con quienes no cuenta a la hora de proyectar obras que les afectan directamente en su vida diaria. Es el caso de la rehabilitación de la zona del antiguo Molino de la Pólvora, en el entorno de la acequia Aljufía, situada entre Rincón de Beniscornia y Guadalupe.

Los alcaldes pedáneos y representantes socialistas en las citadas localidades y en La Ñora, se preguntan por qué el Ayuntamiento no cuenta con las juntas cuando va a intervenir en sus zonas. “Esta actitud denota una gran falta de fe en la democracia y una mayor convicción en el despotismo ilustrado del siglo XVIII, cuyo lema era todo para el pueblo pero sin el pueblo”, asegura el concejal del PSOE, Enrique Ayuso.

IMG_5831
“Los responsables municipales debemos contar con los vecinos, son ellos quienes conocen el lugar donde viven, son ellos quienes tienen las necesidades y son ellos quienes van a ser los afectados por las obras que se realicen”, puntualiza Ayuso, quien acompañado por los alcaldes pedáneos de Guadalupe, Sebastián Peñaranda, y de Rincón de Beniscornia, Juan José Cano, así como el vocal socialista de La Ñora Francisco Gil, visitó el antiguo Molino de la Pólvora, donde se han realizado excavaciones y se ha proyectado una zona de esparcimiento con un auditorio.

No obstante, los responsables socialistas advierten de que “no estamos en contra de este proyecto pero si hubiesen preguntado a los representantes vecinales habrían avisado de los problemas de acceso existentes, sin valla de protección, y del deterioro de la acequia que tiene tramos donde los márgenes se han desprendido”. Igualmente, denuncian la construcción de puentes particulares sobre esta acequia, por lo que se recuerda que la acequia Mayor tiene protección en base a las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana, que establece que se mantendrán los cauces naturales y su vegetación asociada, así como las acequias y canales de riego. Por tanto, precisa Ayuso, “cualquier obra de esas dimensiones necesita de los permisos y licencias del Ayuntamiento y, si ha autorizado estos puentes está incumpliendo sus propias normas”.

Asimismo, otra de las quejas de los responsables socialistas es el impacto del proyecto sobre el entorno. El concejal socialista añade que “estamos seguros de que si se contara con los vecinos cualquier intervención urbanística sería enriquecida”.

Por último, el edil socialista destaca que precisamente el sistema de riego con la red de acequias es la base de la huerta murciana, por lo que “no podemos celebrar jornadas de exaltación de la huerta, como ha ocurrido hace unos días, mientras estos canales y su entorno no tienen el mantenimiento y la conservación que necesitan”.