El portavoz José Ignacio Gras recuerda que “son los mismos ciudadanos quienes están reclamando transparencia en las administraciones y ello pasa por el control económico y por mejorar el buen gobierno en las instituciones”

El Grupo Municipal Socialista considera urgente e imprescindible la creación de un Equipo de Auditoría Interno del Ayuntamiento que se encargue de examinar de manera periódica las cuentas de las distintas juntas municipales y lograr así una transparencia real.

“En estos momentos asistimos a un cambio, obligado por los ciudadanos, tendente a convertir las administraciones en transparentes y, en cumplimiento de este proceso que se ha instaurado y que ya es una obligación y una responsabilidad, debemos exigir que esa transparencia llegue a todos los rincones, incluidas las juntas municipales”, explica el portavoz socialista, José Ignacio Gras, quien añade que todo ello pasa por un control de las cuentas públicas y por mejorar el buen gobierno en las instituciones.

En este sentido, el preámbulo de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local señala que para lograr un control económico-presupuestario más riguroso, se refuerza el papel de la función interventora en las entidades locales, de manera que se cubre un vacío legal y se hace posible la aplicación generalizada de técnicas como la auditoría.

Por ello, Gras manifiesta que las entidades locales deben aprovechar la posibilidad de ejercer las funciones de control interno de la gestión económica de los organismos autónomos y de las sociedades mercantiles de ellas dependientes en sus modalidades de función interventora, función de control financiero y función de control de la eficacia, “y no solo por cumplir la ley, sino por satisfacer la demanda de los ciudadanos de que las administraciones y sus gobernantes sean absolutamente transparentes”.

Precisamente la ley 19/2013 de 9 de diciembre de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno trata fundamentalmente de las obligaciones de transparencia de la Administraciones Públicas para garantizar el derecho de todos los ciudadanos a acceder a la información pública, de manera que se refuerza la responsabilidad de los gestores públicos en el ejercicio de sus funciones y en el manejo de los recursos públicos.

“No podemos mirar hacia otro lado y no tener en cuenta que en nuestro Ayuntamiento existen las juntas municipales, que funcionan con alto porcentaje de autonomía con presupuestos propios y unas normas de gestión. Son servicios que en distintas ocasiones y por parte de los grupos del Pleno se ha cuestionado la forma y los criterios con los que alguna Junta ha gastado su presupuesto”, explica Gras, quien justifica que “es por ello que desde el Grupo Municipal Socialista entendemos que también para estos órganos de descentralización son de aplicación las auditorías internas para mejorar en el control de su gestión económica y así avanzar hacia una mejor transparencia y hacia una mejoría de la eficacia y eficiencia del gasto público, principales responsabilidades que como políticos tenemos con los vecinos y vecinas del municipio”.

Por todo lo expuesto, desde el Grupo Municipal Socialista se propone no solo la creación de un equipo de auditoría interno, sino también que se constituya con la reasignación de funciones a trabajadores del Ayuntamiento de Murcia y que esos trabajadores dependan orgánicamente de la intervención municipal.