Tampoco se ha contado con los principales instrumentos de participación institucional: las Juntas Municipales y de distrito, los grandes olvidados de este proceso “participativo”

Los socialistas denuncian que, una vez más, el equipo de gobierno del PP busca “el show y la foto” y apuntan como prueba de ello el hecho de haber organizado unas jornadas vecinales abiertas a la participación a las nueve de la mañana, una hora que complica y mucho la asistencia vecinal

“Creemos que Ballesta y su equipo se marcan objetivos de autopublicidad y exhibición, y en eso basan la gran mayoría de sus acciones. Este tipo de actos son como aquellas primeras piedras que hace unos años se iban colocando y junto a las que el PP posaba a sabiendas de que muchas de esas obras nunca prosperarían”. Así lo ha explicado el concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Ayuso, quien ha lamentado que “la participación para el gobierno de Ballesta siga siendo únicamente un titular que conseguir de vez en cuando y no un objetivo real sobre el que trabajar”.

Ayuso ha indicado que, a la vista del formato de las jornadas, organizadas en breves exposiciones individuales de los concejales de gobierno sin apenas tiempo entre las mismas, “el PP solo ha buscado la fórmula para venderse, autopromocionarse, hacer un mitin de sus ‘bondades’ (el proyecto Murcia Río, los carriles bici que nunca llegan, la rehabilitación de Santa Eulalia, la interminable espera para la puesta en valor de la Cárcel Vieja o del yacimiento de San Esteban; las mismas promesas de siempre concentradas en un soliloquio mediático). Pero lo interesante de unas jornadas de este tipo sería que se diera la oportunidad a los colectivos vecinales de participar abiertamente, de tomar la palabra y cuestionar, si así lo quisieran, aquello que el gobierno de Ballesta vende como verdad absoluta. Quizá así tanto los vecinos como el resto de grupos políticos podríamos insistir en que los macroproyectos que el PP vende sin parar no son más que humo y no responden a las necesidades reales de los murcianos y murcianas. Eso se lo podríamos decir si hubiera participación real, algo muy difícil cuando se organiza una jornada así a las nueve de la mañana de un martes, impidiendo la asistencia a asociaciones y vecinos que hubieran deseado contribuir y enriquecer un debate que, así, se convierte en un monólogo para mayor gloria de Ballesta”.

“También hubiera sido conveniente -ha continuado Ayuso- que el resto de grupos políticos hubiéramos estado invitados como parte de estas jornadas y no como mero público; tenemos mucho que decir aunque entendemos que ponemos en peligro los titulares de ‘Todo va bien’ que pretende vender el PP. ¿Qué pasa con el Polígono de La Paz, y con el transporte en pedanías, y con la mejora del tráfico y el arreglo de los accesos tradicionales al municipio? ¿Por qué todos estos temas no tienen cabida en la exposición edulcorada que hace el PP de su propia gestión?”.

Para el Grupo Municipal Socialista la política del espectáculo, del anuncio, de la búsqueda de fotografía y titulares debe cesar. “Lo principal son las necesidades y demandas de los vecinos y vecinas de Murcia y, por supuesto, si se organizan unas jornadas de participación vecinal, lo más interesante no es que hablen todos y cada uno de los concejales de gobierno mientras sonríen a la cámara; lo interesante es que se organice una jornada a una hora en la que cualquier vecino pueda acercarse y proponer o reclamar al gobierno local aquello que considere”, ha insistido el edil del PSOE.

“Desde el PSOE somos los primeros en apostar por la Participación, pero debe ser una participación real y no una pose. La Participación va más allá de un evento pensado para ocupar páginas en la prensa. La Participación que Murcia necesita comienza, principalmente, por respetar y dar cumplimiento a los acuerdos de Pleno y por escuchar a los vecinos que acuden con sus reivindicaciones a las pajareras y no sólo a los pocos que han podido acercarse al Palacio Almudí este martes”.

En este sentido, Ayuso también ha criticado que todo el discurso del gobierno local a lo largo de estas jornadas se haya centrado en proyectos y planes para el centro de la ciudad, olvidándose de los barrios periféricos y de las pedanías, una vez más. “Ballesta solo tiene ojos para el centro urbano (y ni tan siquiera ofrece proyectos en condiciones) y se olvida por completo de la mayor parte de los murcianos que viven en barrios y pedanías con necesidades (mejores aceras, instalaciones comunitarias, mejores accesos por carretera, mejora del transporte público, etc.), pero de ese 60% de murcianos el PP no habla en su mitin de autobombo”.

Por último, Enrique Ayuso ha exigido al gobierno de Ballesta “que deje a un lado su obsesión por los focos y se centre en solucionar de verdad los problemas de los murcianos y murcianas, invirtiendo su tiempo en mejorar la vida de los vecinos del municipio en lugar de en mítines encubiertos tras la falsa promesa de la participación y la transparencia”.