Los tres grupos políticos exigen al concejal Guillén que deje fuera del orden del día del Pleno del mes de abril el debate de la ordenanza reguladora y busque el acuerdo para poder aprobarla de forma conjunta abordando la bajada de tasas

PSOE, Ciudadanos y Cambiemos Murcia han denunciado este martes que “el gobierno de Ballesta está dilatando deliberadamente la negociación en torno a la nueva ordenanza de vados, obviando las propuestas del resto de grupos y entorpeciendo la posibilidad de tener una ordenanza de vados más justa y distributiva”.

Los tres grupos, que defienden la eliminación del cobro de las fianzas por el rebaje de la acera y solicitan una tarifa por vado más equitativa entre centro y pedanías, y entre tipos de viviendas, han exigido a los concejales José Guillén y Eduardo Martínez “que ambas ordenanzas, reguladora y fiscal, sean debatida conjuntamente en el Pleno del mes de mayo para garantizar así el consenso necesario en beneficio de la ciudadanía y que, por tanto, dejen fuera del orden del día del Pleno de abril este punto”.

PSOE, Ciudadanos y Cambiemos Murcia han recordado que “ya ha pasado medio año desde que el PP se comprometiera a revisar las tarifas por vado de forma inmediata, a instancias de la presión ejercida por el Partido Socialista y por el resto de grupos de la oposición”.

Para los tres grupos, las prisas del gobierno de Ballesta por aprobar la ordenanza reguladora responden a una intención de condicionar el debate y votación de la ordenanza fiscal cuando llegue el momento hacia finales de año.

PSOE, Ciudadanos y Cambiemos Murcia han venido defendiendo de forma insistente un debate monográfico para la ordenanza de vados, tanto para la reguladora como para la fiscal, y recuerdan que “tanto si se aprueba esta ordenanza ahora o a finales de año, se pondrá en marcha en 2018, pero si se dilata su debate está claro que el PP pretende condicionar la ordenanza de vados a la aprobación del resto de ordenanzas”.