Los socialistas denuncian que el gobierno del PP pretenda invertir más de 140.000 euros en remodelar la sala previa al salón de plenos en lugar de “adecentar otras áreas del Ayuntamiento que precisan actuaciones más urgentes”

La concejala del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, ha criticado este jueves “la falta de prioridades que demuestra el gobierno de Ballesta al entender que es más necesario gastar más de 140.000 euros en remodelar una única sala del Ayuntamiento (que actualmente está en buenas condiciones) que invertir esa cantidad en solucionar otros problemas más urgentes en el consistorio.

WhatsApp Image 2017-05-18 at 12.52.50 (2)Como ejemplo, Hernández ha indicado que existen numerosas carencias en el edificio, como la falta de vestuarios para los policías municipales (que actualmente hacen uso de un antiguo trastero sin ventilación y sin lavabos) y de un armero (se llevan las armas a casa), los aseos en pésimas condiciones y con malos olores, las escaleras de mármol y las vidrieras de la zona central del edificio con grietas, suelos quebrados, puertas y paredes desconchadas; “y casi toda una planta, la primera, prácticamente inutilizada y con una imagen pésima”.

La edil se ha referido así al proyecto aprobado en Junta de Gobierno para remodelar la sala de Recepciones y vestíbulo del Salón de Plenos -la sala en la que se celebran las juntas de Gobierno- por una cantidad exacta de 142.996 euros y que incluirá los nombres de todos los alcaldes del consistorio desde el siglo XIV. “Si Ballesta quiere que su nombre quede grabado para la posteridad, mejor que lo haga apareciendo en los boletines oficiales solucionando los problemas de los vecinos y vecinas”, ha afirmado.

“Nos parece increíble que, con las necesidades de reforma y mejoras que precisa el Ayuntamiento, Ballesta esté más preocupado en acondicionar una pequeña sala para poder colgar su nombre, que en solucionar problemas de calado que interfieren en las condiciones de trabajo de los funcionarios municipales”, ha indicado Hernández.

Por último, Susana Hernández ha exigido a Ballesta “que retire el proyecto y deje de estar tan preocupado por su imagen y por las fotos, y que se preocupe más por lo realmente importante para los murcianos y murcianas”, y ha concluido: “Si tanto le interesa remodelar, debería empezar por adecuar el edificio para que sea accesible a todos los murcianos ya que hay zonas del mismo en las que una persona con movilidad reducida tiene dificultades para transitar”.