PSOE y Ciudadanos recuerdan que una moción conjunta presentada en el Pleno municipal de septiembre de 2016 ha sido la que ha permitido que la aprobación de un Plan integral de intervención social sea una prioridad en esta zona

El alcalde pedáneo de Cabezo de Torres, Francisco Viudes, y la vocal de la Junta Municipal, Marisol Meseguer, han ofrecido este lunes una rueda de prensa acompañados por el concejal del PSOE, Enrique Ayuso y por el concejal de Ciudadanos, Carlos Peñafiel. El motivo: la aprobación del Proyecto de Intervención Social Integral en los cabezos del Collado y de La Cruz.

Esta aprobación -que se ratificará en el Pleno de mayo con las aportaciones de PSOE y Ciudadanos- es un paso imprescindible para la recuperación de una zona altamente degradada a nivel social y urbano, pero en la que primaba -y así lo defendieron ambos grupos políticos tanto en la Junta Municipal como en el Ayuntamiento de Murcia a través de una moción de septiembre de 2016- una actuación social que precediera a cualquier intervención urbanística.

El proyecto aprobado debe seguir concretándose para establecer los plazos, objetivos, indicadores, evaluación y presupuesto, pero lo que está claro es que, tanto para PSOE como para Ciudadanos la exigencia es clara: “cualquier plan de intervención urbana en ambos cabezos debe estar supeditado a un plan integral de intervención social; ambos son un referente geográfico e identitario de Cabezo de Torres y debemos trabajar para su recuperación”.

Cuestión de prioridades

Tanto PSOE como Ciudadanos insisten en que, antes de dar cualquier paso a nivel urbano, cabe centrarse en que “se trata de zonas con un alto porcentaje de personas en riesgo de exclusión social que necesitan un apoyo firme de las administraciones para poder mejorar su calidad de vida y abandonar la precariedad”. Esto abarcaría actuaciones prioritarias en materia de escolarización, alfabetización, empleo, sanidad, familia y vivienda, entre otros.

“La minuciosa labor de la Junta Municipal dirigida por los grupos PSOE, Ciudadanos y con el apoyo de Ahora Murcia, han logrado desatascar un Plan que llevaba parado desde 2008. Se ha conseguido la aprobación de un programa de intervención que contará de forma específica con un trabajador social, un educador social y un auxiliar administrativo, así como de una dotación presupuestaria para 2018 de 90.000 euros”, han indicado los representantes de PSOE y Ciudadanos.

“Pero ahora cabe exigir como prioridad la mejora de las condiciones de los vecinos de la zona, lejos de las operaciones meramente especulativas. Toca que el plan se ejecute, que se dote de los recursos necesarios y que el Ayuntamiento de Murcia y el resto de administraciones pongan a disposición de los vecinos y vecinas de estos cabezos, ayudas para rehabilitar sus viviendas”, han manifestado, recordando, además, que existen zonas verdes y equipamientos comunes aún por desarrollar que contribuirían a mejorar notablemente la zona.

PSOE y Ciudadanos han reiterado que todas las actuaciones de carácter social y deben ser ejecutadas antes de poner en marcha el Plan Especial Residencial (PH-CT1), tal y como se recoge en las numerosas alegaciones exigidas por la Junta Municipal de Cabezo con las aportaciones de los vecinos y vecinas de la zona.

Entre las alegaciones presentadas por la Junta Municipal de Cabezo de Torres y las exigencias firmes de PSOE y Ciudadanos se encuentran las siguientes: que los propietarios no tengan que asumir los gastos de las obras de urbanización; que no se expropien viviendas ni partes para las alineaciones de viales; que el Plan de Intervención Integral se ejecute en su totalidad y que se incluyan ayudas públicas para las viviendas que no reúnan las condiciones de habitabilidad; que se eliminen las barreras arquitectónicas de viviendas y calles, etc.