Los socialistas recuerdan que “el verano en Murcia no comienza en julio sino mucho antes” e insisten en que se apliquen las bonificaciones en el acceso a las piscinas que se acordaron a propuesta del PSOE en las Ordenanzas Fiscales

“En pleno mes de mayo en el municipio de Murcia ya estamos alcanzando temperaturas que rondan e incluso superan los 30º, lo que hace prever, como ya es costumbre, un verano caluroso en nuestro municipio y lo que empuja a muchos vecinos y vecinas a comenzar a pasar sus ratos libres y/o fines de semana en playas y piscinas”. Así lo ha explicado la concejala del Grupo Municipal Socialista, Maite Espinosa, quien ha recordado que “son muchas las personas que no tienen casa en la costa y no pueden permitirse alquilar una o pagar un día de piscina para toda la familia en una instalación privada -e incluso en la pública-“.

Por este motivo, y dado que las altas temperaturas en Murcia ya han comenzado a registrarse, la edil ha reclamado al gobierno del PP que “abra las piscinas municipales en el mes de junio” y que “no espere a julio, cuando ya llevaremos varios meses de calor intenso y jornadas veraniegas, para poner a disposición de los murcianos y murcianas el uso de las piscinas municipales”.

Para la concejala socialista “es responsabilidad del Ayuntamiento de Murcia el procurar que los vecinos y vecinas del municipio que pasan aquí la época estival tengan lugares en los que refrescarse y huir de las altas temperaturas, que le recordamos a Ballesta que en Murcia no se reducen únicamente a los meses de julio y agosto”.

Además, el Grupo Municipal Socialista ha exigido que se pongan en marcha, como no puede ser de otro modo, los nuevos precios y descuentos que se aprobaron en el conjunto de Ordenanzas Fiscales a propuesta del PSOE. Entre ellos, y teniendo en cuenta que en el municipio de Murcia hay más de 33.000 personas en paro, el facilitar el acceso a las piscinas municipales a las familias con más dificultades para abonar los más de cuatro euros por persona y día que vale el acceso.

“Se trata de corregir desigualdades, de facilitar a cualquier familias, sea cual sea su situación económica, el acceso a un baño refrescante durante estos meses de calor. Por ello propusimos, y así se aprobó, que los parados pagaran el 50% de la entrada a las piscinas y sus hijos accedieran totalmente gratis. Esperamos que estas medidas se pongan en marcha desde el minuto uno de la apertura de las instalaciones este año. Y esperamos que Ballesta atienda nuestra demanda y la de cientos de usuarios y abra las piscinas en junio”.