Los socialistas exigen al gobierno del PP que se cese la extracción de tierra de inmediato y que se lleven a cabo las sanciones oportunas, así como que se facilite el informe de la arqueóloga municipal sobre los restos arqueológicos hallados

El pasado 27 de junio el Grupo Municipal Socialista, así como numerosos vecinos y vecinas de Zeneta, denunciaban el expolio que se estaba cometiendo en el monte de Tabala, donde se estaba procediendo a la extracción de tierra destinada a las obras de la autovía del Reguerón. En el proceso de extracción se ponía en peligro una zona protegida medioambientalemente y algunos restos arqueológicos parte del matrimonio de todos los murcianos y murcianas.

Tras esta denuncia, el concejal de Urbanismo, Antonio Navarro, anunció el 28 de junio la paralización de las obras para proceder a examinar la zona, no sólo por el patrimonio existente y con el que no se estaba teniendo cuidado alguno, sino también por el hallazgo de nuevos restos arqueológicos sin catalogar. Sin embargo, a 3 de julio las extracciones de tierra continúan, con el consecuente enfado de los vecinos y vecinas que están fotografiando y grabando en vídeo los hechos.

El concejal del Grupo Socialista, Juan Vicente Larrosa, ha calificado de “atentado contra el patrimonio de la huerta” esta nueva incursión en el monte de Tabala y ha instado al gobierno de Ballesta a “paralizar de inmediato las obras y a dar traslado del informe de la arqueóloga municipal sobre los nuevos restos hallados”.

Larrosa ha preguntado por escrito al PP por qué se sigue extrayendo tierra si existe una orden de paralización y ha exigido al gobierno local que se persone en la zona y lleve a cabo las sanciones oportunas. “Si hace unos días se anunció que se paralizaban las excavaciones, éstas no deben continuar hasta que no se haya asegurado que se protege el patrimonio existente en el lugar y que no se está dañando de ninguna manera la zona -a no ser que la orden de paralización no exista-“.

El concejal socialista espera una rápida respuesta por parte del gobierno local “dada la importancia de paralizar cuanto antes las extracciones para evitar la destrucción de los restos existentes en el monte”.