Susana Hernández reitera que “aunque el PSOE haría unos presupuestos completamente distintos a los del PP, lo fácil es quedarse cruzado de brazos y decir que no. Lo difícil es negociar y conseguir arrancar compromisos tangibles que beneficien a los murcianos y murcianas”

A finales del pasado año 2016 el Grupo Municipal Socialista comenzó a reunirse con el gobierno local para intentar conseguir que los Presupuestos municipales para 2017 contemplarán mayor inversión para las pedanías, con el fin de comenzar a corregir desigualdades entre pedanías y centro y con el objetivo de que las propias juntas pudieran gestionar estas inversiones en función de aquello más urgente o necesario y en temas tan importantes como Educación y Escuelas Infantiles, Patrimonio Cultural, zonas de sombra en colegios y jardines, IBI Social, Turismo, Empleo, Servicios Sociales, Vivienda y Transporte Público, entre otras áreas.

Tras siete meses de negociaciones y propuestas, el Grupo Socialista ha conseguido arrancar al PP un cambio significativo: 20 millones de euros más que irán a parar a la inversión en instalaciones públicas y mejoras en el día a día de los murcianos y murcianas.

“Está claro que si los Presupuestos fueran del Grupo Socialista serían muy distintos, pero lo fácil hubiera sido cruzarnos de brazos y decir que no. Lo difícil es hacer números, poner propuestas sobre la mesa y negociar para conseguir arrancarle al gobierno local compromisos tangibles que beneficien a nuestros vecinos y vecinas”, ha indicado la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Murcia, Susana Hernández.

Hernández ha explicado este martes en rueda de prensa que, “con la idea de corregir las principales desigualdades que existen entre las pedanías y el centro del municipio, el PSOE ha apostado y mucho por reforzar la descentralización para que ésta sea una realidad. Gracias a las negociaciones del Grupo Socialista, las juntas municipales tendrán más autonomía, al incrementarse su capacidad de gasto de 3.000 a 5.000 euros; además dispondrán de otros 1.900.000 euros también para inversiones y 1.081.000 para incrementar la partida de gasto corriente”.

Además, el Grupo Socialista ha conseguido que se contemple la creación de una partida en Bienestar Social de 250.000 euros como ayuda extraordinaria para el pago del IBI, y otros 250.000 euros para equiparar el bono transporte entre pedanías y ciudad; 265.000 euros para señalítica turística y más de 550.000 euros para la rehabilitación de la Casa de Antonete Gálvez y de la Sala Caballerizas y la ampliación del Museo de la Ciencia, entre otras cuestiones.

“Uno de nuestros objetivos ha sido el de corregir la discriminación histórica que durante veintidós años han sufrido las pedanías. Ese ha sido el reto. Por ello, aunque nuestros Presupuestos serían otros, creemos que hemos dado los primeros pasos para enderezar una situación injusta que dura ya demasiado”, ha añadido.

La portavoz ha manifestado que, a pesar de que el Grupo Socialista ha conseguido incrementar las partidas en Descentralización, Servicios Sociales, Educación, Empleo y Transporte, “hay muchas propuestas que se han quedado fuera del acuerdo y por las que seguiremos luchando, por lo que nuestra posición va a ser la de la abstención. No vamos a votar que sí a unos Presupuestos que siguen siendo muy mejorables, pero creemos que hemos conseguido grandes progresos y hay que desbloquear la situación para que las juntas municipales puedan continuar con su labor y estos logros sean una realidad, siempre pensando en nuestros vecinos”.

Hernández ha asegurado que, “si el Grupo Socialista se ha implicado en la negociación de estos presupuestos ha sido en un ejercicio de responsabilidad para con nuestros vecinos y vecinas”, y ha recordado que uno de los compromisos logrados es la creación de una Comisión de Seguimiento y Control del Presupuesto con el fin de que todo lo acordado se cumpla. “También hemos incluido la puesta en marcha de una mesa de trabajo para desarrollar el modelo de funcionamiento de las juntas municipales, donde quede bien definida la figura del pedáneo y la participación vecinal”.

Otros de los compromisos adquiridos son la creación de zonas de sombraje, primero en los colegios, donde se invertirán 75.000 euros (además de aumentar otros 100.000 euros para reparaciones y 125.000 euros para enfermería en escuelas infantiles), “y ahora pretendemos que esas zonas de sombraje se extiendan a los juegos infantiles y para ello hemos logrado la consignación de 375.000 euros”.

“En definitiva, el Grupo Socialista ha ejercido su responsabilidad como principal partido alternativa de gobierno: la de mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas si está en nuestras manos hacerlo. Hemos negociado y alcanzado acuerdos por el bien del municipio y estamos satisfechos con lo conseguido aunque aún queda mucho por hacer y en esa tarea continuamos inmersos”, ha concluido.