El centro de salud Ricardo Robles suele disponer de tres pediatras pero, en la actualidad, ni los titulares ni ningún sustituto está pasando consulta, con el consecuente perjuicio para unos 3.300 usuarios

De forma habitual, el Centro de Salud Ricardo Robles, de Cabezo de Torres cuenta con consultas de pediatría que atienden a unos 3.300 menores; sin embargo, los recortes y la falta de planificación del Servicio Murciano de Salud han dejado al centro sin atención pediátrica.

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, y el alcalde pedáneo, Francisco Viudes, han exigido a la Consejería de Sanidad “que cubra un servicio tan importante para las familias de Cabezo de Torres, que deben desplazarse a los principales hospitales para recibir una revisión o diagnóstico pediátrico”.

El alcalde de Cabezo de Torres, tras un encuentro en la Concejalía de Deportes y Salud, pudo hablar con el Servicio Murciano de Salud, cuyo gerente le ha transmitido que, la baja de uno de los pediatras, las vacaciones de otros dos y la falta de facultativos que puedan cubrir los puestos son el principal problema.

“Esto es lo que ocurre cuando se recorta en Sanidad -ha explicado Susana Hernández, portavoz socialista. ¿Cómo es posible que un centro de salud que da servicio a 3.300 niños y niñas se quede sin pediatras? Por desgracia, esto es un problema endémico: existe escasez de pediatras desde hace años pero el gobierno regional del PP no pone soluciones. El SMS trabaja con una mala planificación asistencial pero una buena planificación económica que consiste en ahorrare en personal”.

Hernández ha explicado que ” es un problema que se está dando en toda la región, el Servicio Murciano de Salud debe tomar medidas. Esto no puede repetirse, por lo que seguiremos exigiendo unos servicios sanitarios de calidad para nuestros vecinos”.

Tanto la portavoz del Grupo Socialista como el alcalde de Cabezo de Torres han lamentado que se permita llegar a estas situaciones en las que hay médicos alargando sus jornadas laborales de forma voluntaria para intentar atender a estos pacientes mientras. “Esa no es una solución a largo plazo, es un parche que supone la sobrecarga de los profesionales. Tal y como no llega desde el área de salud 6 (Cabezo de Torres) no hay dinero para cubrir ni una sola baja, por lo que siguen siendo los vecinos de Cabezo de Torres y los de otras pedanías y municipios los que pagan directamente la  desorganización del Servicio Murciano de Salud”, ha añadido Hernández.

La Junta Municipal de Cabezo de Torres ha animado a los vecinos y vecinas afectados a interponer sus quejas sobre el servicio para evitar que se produzca de nuevo en el futuro. “Entendemos que, en un tema tan importante como es la salud, nadie puede mirar para otro lado. No lo vamos a hacer desde la Junta Municipal, ni debería hacerlo el gobierno de Ballesta. Exigimos y vamos a seguir haciéndolo, un servicio médico de calidad en nuestra pedanía y en el municipio”, ha concluido Viudes.