Los socialistas denuncian que, a pesar de la mesa de trabajo constituida y de las mociones aprobadas en los plenos de algunas juntas municipales, el PP sigue siendo reticente a cambiar el nombre de calles y avenidas que homenajean al franquismo

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Juan Vicente Larrosa, ha denunciado este jueves “la falta de seriedad y compromiso con la que el gobierno del PP se toma la Ley de Memoria Histórica”, tras más de una década sin darle cumplimiento y permitiendo que aún existan numerosas calles en el municipio que aluden a cargos militares y fechas de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

“Querer es poder, y en este caso los gobiernos del PP han demostrado que la memoria histórica sólo les sirve para acordarse de Alfonso X El Sabio o del Concejo de Murcia. A todo lo demás hacen oídos sordos para no tener que eliminar nombres como el de Francisco Franco de las calles de Lobosillo, por ejemplo”, ha indicado Larrosa.

“Desde la oposición hacemos todo lo posible por forzar el cumplimiento de la ley y conseguir que el municipio de Murcia quede libre de referencias franquistas; referencias a un periodo dictatorial y no democrático que no debería tener cabida en nuestro callejero. Pero a pesar de la mesa de trabajo constituida y de las exigencias continuas, incluidas las de las propias juntas municipales que, como en el caso de El Raal por ejemplo, han aprobado mociones en sus plenos para cambiar el nombre de algunas calles, Ballesta y su equipo retrasan el tema todo lo que pueden”, ha añadido.

“Calles como Francisco Franco en Lobosillo, General Yagüe en Murcia centro, Gregorio Martínez Montesinos en Alquerías, Federico Servet en Santo Ángel o General Mola en El Palmar. Unas cincuenta calles cuyos nombren deben desaparecer de nuestro municipio aprovechando, precisamente, la cantidad de nombres aprobados para los que aún no se ha encontrado una calle”, ha insistido el edil, quien ha instado al alcalde de Murcia a “dejar de jugar al despiste con la Memoria Histórica y a eliminar de una vez los símbolos y nombres franquistas de nuestras calles y plazas, tal y como dicta la Ley que el PP se ha dedicado a ignorar deliberadamente”.

“Estamos hartos de reuniones infructuosas que sólo sirven para que la concejala Pelegrín se haga la foto, cumpla ‘la cuota’, discuta con representantes de la Memoria Histórica para no llegar a ningún acuerdo y deje pasar otros seis meses sin avanzar en el tema. No vamos a permitir que el PP siga ninguneando a los murcianos y murcianas con este tema. Aunque les duela retirar alguna de esas placas, van a tener que hacerlo”, ha concluido.