Los socialistas creen que el PP lleva años dilatando el acabar con la superación de decibelios permitidos en algunas zonas de ocio del centro de la ciudad y reclaman la delimitación de zonas de especial protección acústica que permitan el buen funcionamiento de la actividad hostelera pero, al tiempo, aseguren el descanso vecinal

El concejal del Grupo Municipal Socialista, Enrique Ayuso, ha criticado duramente este jueves “el retraso del gobierno de Ballesta en relación al problema de ruidos que tiene el municipio, especialmente algunas calles y plazas del centro de la ciudad”.

Ayuso, quien ha participado en el Consejo Sectorial de Ruido del Ayuntamiento de Murcia, ha recordado que han sido numerosas las ocasiones en las que el Grupo Socialista ha exigido que se ponga solución a los incumplimientos de la normativa en zonas como Pérez Casas, Alfonso X, San Lorenzo, Santa Eulalia o San Juan. “Los socialistas llevamos años exigiendo que los gobiernos del PP se pongan las pilas en cuestión de ruidos, no sólo a nivel municipal sino también en la Región de Murcia, dado que la normativa regional aún no se equipara a la nacional o la europea. Estamos muy por detrás”.

“En febrero de este año reclamamos que se abordara el ruido derivado del ocio nocturno y que se delimitaran las zonas de ocio para garantizar el descanso de los vecinos. En abril, manifestamos por enésima vez que el mapa de ruidos del municipio se retrasaba y que era urgente abordar los primeros datos que arrojaba y que mostraban superaciones de los niveles de ruido permitido en un 20% de las mediciones realizadas en varios puntos del centro de la ciudad”, ha añadido el edil del PSOE, quien ha incidido en que “el gobierno de Ballesta está haciendo oídos sordos al ruido. Admiten que se superan los decibelios permitidos en varios puntos pero parecen no darle importancia a un problema sobre el que tienen la responsabilidad de actuar. Una vez más, lamentablemente, tenemos que denunciar el tiempo de reacción del para con aquellos problemas para los que urge solución”.

El concejal del Grupo Socialista ha defendido la necesidad de trabajar por asegurar la convivencia entre ocio y descanso, garantizando el derecho de los vecinos y vecinas del municipio a no sufrir por los ruidos derivados de los locales de ocio en horarios que, por normativa, deberían ser respetados como de descanso. “Los mayores incumplimientos se detectan en las principales calles con locales de ocio del centro de la ciudad y en horario de tarde y noche. Estamos convencidos de que, siguiendo la estela de otras ciudades españolas, implantar la delimitación de zonas de especial protección acústica (ZPAE) acabaría con los principales problemas de ruidos en el municipio, permitiendo la coexistencia entre el ocio y el buen funcionamiento de la actividad hostelera y el descanso vecinal, que debe ser el fin último de la labor contra el ruido”.