Peñaranda recuerda que ya se solicitó en 2015 que los edificios de otras administraciones se pusieran al día en este impuesto “pero dos años después y, tras el compromiso del equipo de Gobierno, no hemos vuelto a tener noticia”

El Grupo Municipal constata que de los 2,5 millones de euros consignados en 2016 como recargos e intereses por impago de IBI solo se recaudaron poco más de 90 euros en total

El Grupo Municipal Socialista ha acusado esta mañana al equipo de Gobierno, del PP, de “trato de favor en el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles de otras administraciones mientras es inflexible con el abono de este impuesto por parte de la ciudadanía”.

En este sentido, el concejal Sebastián Peñaranda ha recordado que en 2015 el PSOE ya solicitó información de la deuda que estas administraciones (Comunidad Autónoma y Central) habían contraído con el Ayuntamiento de Murcia y, “pese al compromiso del PP de poner en marcha un plan de cobro no hemos vuelto a tener noticia”.

No obstante, recalca el concejal, “viendo la liquidación del presupuesto de 2016, hemos comprobado que, aunque se consignaron 2 millones de euros en concepto de recargo de apremio, finalmente se recaudaron 86 euros, y por intereses de demora se previeron 500.000€ y se han ingresado 8,56 euros, lo que denota que el PP no ha ejercido ni su autoridad ni ha sido responsable a la hora de exigir el pago de las deudas de otras administraciones como sí lo hace con los ciudadanos”.

Al respecto, en esa misma liquidación “hemos constatado que la previsión del recargo de apremio a los ciudadanos fue de 2.700.000 y se recaudaron 3.179.000 euros, mientras que en interés de demora se esperaba ingresar 2 millones de euros y se abonaron 1.940.000 euros, por lo que en este caso sí se han cumplido las previsiones, incluso se han superado”.

Para el concejal “no se puede actuar con flojera cuando estamos hablando del dinero público, ya que el Ayuntamiento se rinde rápido ante otras administraciones cuando son contribuyentes, y sin embargo es mucho más contundente con el ciudadano de a pie a quien le persigue hasta agotar todas las vías”.

Igualmente, Sebastián Peñaranda considera que “con esta actitud tan negligente, ineficiente y discriminatoria por parte del equipo de Gobierno, sospechamos que pueden existir otros deudores, por lo que hemos solicitado información acerca del estado en que se encuentra el pago de IBI de los inmuebles que son propiedad de los bancos, sobre todo tras conocer hace unos días que estas entidades deben importantes cantidades a las comunidades de vecinos”.

Finalmente, el concejal advierte de que “el Ayuntamiento no puede ni debe permitirse dejar de ingresar estas importantes sumas de dinero porque esta dejadez va en detrimento de los servicios públicos”.