El Grupo Municipal Socialista pone de manifiesto el abandono de la acequia Churra La Nueva, llena de cañas invasivas y basura, lo cual ha provocado cinco incendios en los dos últimos años en su entorno

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia exige al equipo de Gobierno local que “se tome en serio” la defensa patrimonial de la Huerta y denuncia el mal estado de la acequia Churra La Nueva, en la que se observa “abandono, desidia y tristeza”, tal y como reconoce el concejal Enrique Ayuso.20171124_103823

En una visita realizada a la pedanía de Guadalupe en compañía del alcalde de esta localidad, el también edil socialista Sebastián Peñaranda, ambos comprobaron las deficiencias que presenta el mencionado canal.

“Denunciamos el estado de abandono y desidia que observamos, con cañas, maleza, abandono y tristeza en una zona muy concurrida y cercana al núcleo urbano de Guadalupe”, explica Ayuso, quien exige al Consistorio que “ponga orden y ordene la limpieza necesaria a los responsables de esta acequia”.

El concejal del PSOE afirma que “la defensa de la Huerta no sólo es el patrocinio de algunos actos privados sino que requiere el mantenimiento de una red hídrica tradicional e histórica del municipio que en algunos sitios se ve tan amenazada” y es por ello que reclama al Ayuntamiento que “se tome de verdad en serio esa defensa”.

En el caso concreto de la acequia Churra La Nueva una multitud de cañas invasivas han crecido en ella como consecuencia de su falta de cuidado, lo cual también ha generado que se vierta al cauce mucha basura y objetos de gran tamaño inservibles tales como puertas y vallas de plástico.

“Actuar en la zona es algo obligado para conservar un bien patrimonial y para evitar peligros reales en el entorno de la acequia, en el que se han producido cinco incendios en los dos últimos años”, comenta Sebastián Peñaranda, quien, como responsable de la Junta Municipal de Guadalupe, ejecutó la limpieza del solar colindante a la referida acequia.

Esta vía de agua, que presenta más de 60 brazales, data de la época romana, aunque su formato actual surgió en la época musulmana, hacia mediados del siglo XV, siendo uno de los canales hidráulicos que suministran al campo de Murcia.

La acequia, que se construyó como límite entre dos tierras, un linde entre dos terrenos que estaban en cultivo y cuyos límites se entremezclaban,  se ubica en el Heredamiento Mayor del Norte y abarca las pedanías de Javalí Viejo, La Ñora, Guadalupe y Monteagudo.