Los socialistas denuncian que mientras en la zona centro del municipio hace semanas que comenzó la poda de naranjos, los barrios periféricos y las pedanías presentan un aspecto lamentable, con aceras y arcenes llenos de naranjas aplastadas

Juan Vicente Larrosa: “Caminar dando patadas a las naranjas o pisarlas con el coche cada vez que uno entra o sale de casa está dando lugar a que sean los propios vecinos, con escalera y capazo, los que se encarguen en más de una pedanía de descargar los árboles”

El Grupo Municipal Socialista ha denunciado nuevamente este martes el abandono al que el gobierno del PP somete a las pedanías en relación al “cuidado y mantenimiento de las calles más céntricas”. En esta ocasión, el concejal del PSOE, Juan Vicente Larrosa, ha criticado que el edil del PP, José Guillén, “presuma públicamente de la poda de los naranjos en la Plaza de San Juan mientras los barrios periféricos y las pedanías presentan un aspecto lamentable, con aceras y arcenes llenos de naranjas aplastadas”.

“Hace semanas que comenzamos a ver como se recogían las naranjas en el entorno del Río Segura, desde entonces hemos comprobado como la poda ha seguido avanzando por el centro de la ciudad pero no ha llegado a las pedanías, cuyas calles se inundan -literalmente- de piezas de fruta rota, aplastada y en proceso de putrefacción”, ha explicado Larrosa, quien ha lamentado que “una vez más, sean los vecinos y vecinas de las pedanías los perjudicados por esa forma de gobernar del PP, distinguiendo a los murcianos y murcianas entre vecinos de primera y de segunda”.

En este sentido, el concejal del Grupo Socialista ha indicado que, en los últimos días, algunos vecinos y vecinas de pedanías han sido vistos con escaleras de mano y capazos, recogiendo ellos mismos las naranjas en sus calles. “Cuando las naranjas llegan ya a la puerta de tu casa sin que el concejal Guillén se dé por aludido, ya sólo queda ponerse el traje de recolector y hacer su trabajo. Pero los murcianos y murcianas no pagan impuestos para acabar haciendo lo que debería estar haciendo el ayuntamiento, porque no son tres o cuatro naranjas en el suelo, se cuentan a cientos”.

Larrosa ha exigido a Guillén seriedad en el desempeño de sus competencias y le ha recordado que “recoger las naranjas en el entorno del hotel que dirige el señor Pacheco (Plaza San Juan) está muy bien, pero existen muchas otras calles y parques que también deben estar limpias y recogidas”.

Por último, el concejal socialista ha pedido al gobierno de Ballesta que vele también por el buen funcionamiento del servicio de limpieza y recogida de basura del municipio, “puesto que hemos comprobado como decenas de naranjas permanecen en el suelo día tras día sin que ningún operario pase a recogerlas, por lo que se siguen acumulando agravando el problema. Lo siguiente será ver a los vecinos y vecinas de Murcia con la escoba y el recogedor limpiando ellos mismos las aceras y alcorques ante el abandono fragrante del PP a las pedanías”.