El Grupo Socialista, que vuelve a ponerse al lado de los vecinos que reclaman el soterramiento de las vías del tren, sí ve aprobadas sus propuestas para obtener crédito extraordinario para las juntas municipales, abrir los monumentos de interés cultural a todos, fomentar el uso de la bicicleta a través de un plan intermodal y apoyar al sector del transporte internacional

El Grupo Municipal Socialista lamenta que no haya salido adelante la moción conjunta que presentó con Ahora Murcia y Cambiemos Murcia reclamando el cese del delegado del Gobierno de la Región de Murcia, Francisco Martín Bernabé, por su gestión con respecto al soterramiento de las vías del tren a su paso por el municipio.

Dicha petición obtuvo los votos en contra del PP y Ciudadanos y la abstención del concejal no adscrito Trigueros.

Susana Hernández, portavoz del PSOE, recordó que el delegado del Gobierno, “como máximo representante del Estado en la Región, debe generar calma y buscar soluciones y consenso entre la ciudadanía y no provocarla, que es lo que hace”.

“El delegado del Gobierno debe pensar que estamos en el lejano Oeste y parece más bien un antiguo gobernador civil”, dijo igualmente para añadir que sería recomendable que “hubiera tanta seguridad para evitar robos en las pedanías como la que hay en las vías del tren”.

“Incluso nos conformamos con que haya la mitad de los agentes en esas poblaciones de los que operan en el paso de Santiago el Mayor”, apostilló Hernández en el Salón de Plenos, en cuyas pajareras se dieron cita vecinos y vecinas que abandonaron el Ayuntamiento al grito de ‘No queremos muro’.

Con relación al resultado de la votación, Hernández criticó al PP y también a Ciudadanos, grupo del que dijo que “se retrata y está bastante de acuerdo con la actuación del delegado del Gobierno, más a favor de la represión que de normalizar una situación de reivindicación vecinal justa por el soterramiento”.

En el Pleno el Grupo Municipal del PSOE planteó otras cinco mociones defendidas por sus concejales, cuatro de las cuales fueron aprobadas.

La Corporación acordó, con el rechazo del PP y la abstención de Ciudadanos, que se inicie expediente de crédito extraordinario destinado a completar las partidas del capítulo 6 en las juntas municipales, y Hernández valoró que con esto “se podrán ejecutar obras tales como la reposición de aceras, la renovación del asfaltado de carreteras, la remodelación de jardines, la adecuación de instalaciones deportivas y la colocación de aire acondicionado en los colegios de barrios y pedanías”.

La propuesta de Juan Vicente Larrosa apoyando el sector del transporte internacional y hortofrutícola para librarle de nuevos impuestos a los camiones de Murcia que circulen por carreteras españolas y francesas recibió el visto bueno con el rechazo del PP y la abstención de Ciudadanos. “Se trata de evitar la pérdida de competitividad con respecto a otros países”, destacó el edil socialista.

Enrique Ayuso defendió una moción para favorecer la intermodalidad de la bicicleta con conexión adecuada con el autobús, el tranvía y el tren, que fue aprobada de forma unánime. En ese sentido consideró “muy necesario” que se incremente el número de aparcabicis en la ciudad.

Por su parte, Begoña García Retegui planteó que los edificios del municipio declarados Bien de Interés Cultural (BIC) se abran al público, lo cual recibió el apoyo unánime del Pleno. “El patrimonio murciano y los BIC deben ser conservados y visitables durante al menos 4 días al mes, con un calendario de apertura suficientemente difundido”, manifestó.

La petición de garantizar unas pensiones “dignas”, igualmente propuesta por García Retegui, fue rechazada por la ‘pinza’ PP-Ciudadanos y dio paso a una moción alternativa de estas dos formaciones que encontró el voto negativo del resto de partidos con representación en el Consistorio. “Siempre hemos defendido el sistema de pensiones público y que se vea quién se preocupa en este país por este asunto. Los socialistas nos sentimos especialmente orgullosos de ello”, comentó la edil socialista.