La concejala socialista Begoña García Retegui reclama “pasar de las palabras a los hechos”, critica “el poco presupuesto” del plan y cuestiona la participación ciudadana para la mejora urbana del municipio porque “a las pedáneas y a los pedáneos ni siquiera se les ha pedido opinión”

El Grupo Municipal Socialista critica lo que el Partido Popular en el Ayuntamiento de Murcia plantea para sus barrios y pedanías y atiza al alcalde, José Ballesta, por “seguir queriendo hacerse fotos a toda costa”, esta vez con los proyectos ADN Urbano como pretexto.

En la prensa de hoy aparece Ballesta con vecinos de Los Garres y del barrio de Los Rosales, en El Palmar, haciéndoles llegar un proyecto que refleja una vez más el planteamiento de su partido, como indica la edil socialista Begoña García Retegui: “Mucho ruido y pocas nueces”.

Antes fueron los residentes de Santa Eulalia y el barrio del Carmen y más adelante serán los del resto del municipio, según anuncia el PP, pero la realidad es que poco ha cambiado y poco cambiará en las calles y las plazas de estos enclaves de la ciudad y de las pedanías.

“El Gobierno local se empeña en hacer anuncios grandilocuentes para reflotar los barrios y las pedanías del municipio, pero hay que pasar de las palabras a los hechos, pues muchas son las actuaciones que se plantean y el resultado es prácticamente inapreciable y basta con acudir al barrio de Santa Eulalia o al del Carmen para ver que es así”, asegura García Retegui, quien incide en el fondo del asunto.

“Son proyectos con poco presupuesto y que se venden como de participación ciudadana y lo que se pretende es que sean los propios vecinos los que hagan mejorar su barrio pero sin apenas recursos económicos procedentes del Ayuntamiento”, explica.

“Estos proyectos no detallan el dinero a destinar en las actuaciones a acometer ni cómo se van a financiar con un presupuesto que está prorrogado del ejercicio anterior, lo cual tiene paralizado el plan de inversiones, incluyendo los 14 millones aprobados para las pedanías”, recuerda García Retegui, quien envía un mensaje directo a Ballesta: “Menos ágoras hueras y más realidades”.

Según la edil del PSOE, “eso de la participación ciudadana es, además, algo muy relativo después de tres años de mandato, pues a los alcaldes y las alcaldesas en juntas municipales ni siquiera se les ha pedido su opinión en relación a estos proyectos de ADN urbano”.

“Seguimos asistiendo a más propaganda partidista por parte del PP para mayor gloria  del alcalde, José Ballesta, que no cambia la realidad ni el bienestar de la ciudadanía”, apunta.

Como conclusión, García Retegui pide al primer edil que “se reúna con las personas que forman parte de las juntas municipales y que llevan ya trabajando tres años con asociaciones vecinales de su entorno y tienen ya perfectamente definidas sus necesidades”, al tiempo que le recuerda que “desbloquear las partidas destinadas a inversiones para que desde las juntas se puedan acometer actuaciones que llevan pendientes mucho tiempo sería la mejor manera de dar respuesta a los barrios y las pedanías del municipio”.