El Grupo Socialista quiere que se tenga en cuenta a los vecinos antes de que se acometan las actuaciones que tienden a mejorar el “deficiente estado” en el que se encuentra el entorno del Paseo del Malecón, donde la eliminación del cruce de las Cuatro Piedras es rechazado en La Arboleja y La Albatalía y en el que urge el acondicionamiento del aparcamiento disuasorio

El concejal del PSOE  y el alcalde pedáneo de La Arboleja, el también socialista José Pérez, mantuvieron una reunión con técnicos de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta para analizar los informes y la petición de modificaciones del Plan Especial de Protección del Malecón. El objeto de la reunión era preparar las alegaciones a presentar antes de que dicho plan se presente a exposición pública.

“Desde hace tiempo viene haciendo falta que se mejore el estado en el que se encuentra del paseo del Malecón, un espacio que está bastante abandonado y con deficiencias y que debemos proteger más aún”, apunta el edil socialista.

La falta de iluminación en una zona muy frecuentada, las losas rotas y sueltas, la instalación de los puestos de vendedores en una zona que no es la más idónea -algo que critican ellos mismos- y la pésima situación en la que se encuentra el aparcamiento disuasorio con socavones y cantidad de basura acumulada son algunos de los aspectos que se ven a simple vista con simplemente acceder a esta zona de la ciudad.

“Con respecto al plan especial en sí, vemos positivo que se quieran recuperar las zonas de huerta en las parcelas no edificadas y se mejore las parcelas públicas, por ejemplo los viveros municipales, pero el principal problema es la propuesta de cortar al tráfico en el cruce de las Cuatro Piedras, como se propone, que no se debe llevar a cabo de forma precipitada”, expone Ayuso.

En ese sentido desde el PSOE reclama que haya un consenso social de los vecinos y que se hayan evaluado las mejoras de tráfico imprescindibles antes de anular ese cruce, una actuación que genera rechazo en vecinos de las pedanías más próximas como La Albatalía y La Arboleja.

Por otra parte, el carril bici se proyecta en paralelo al paseo por el lado este, discurriendo por el vial de 5 metros, por lo que el uso de El Malecón quedaría para peatones exclusivamente.

Tanto los eucaliptos como el arbolado singular existente serán objeto de protección en uno de los enclaves con mayor valor de Murcia desde el punto de vista ambiental, paisajístico y monumental.

El ámbito de intervención en el entorno afecta a una superficie de 200.000 metros cuadrados, de los cuales más de la mitad, en concreto el 52%, se reservan para uso agrícola.