Murcia será un municipio libre de publicidad sexista, en el que se reducirá el uso de plástico y donde no se permitirá aparcar de forma insegura en las ramblas. Murcia será también un municipio que luchará contra la pobreza infantil, en el que las vías saludables serán acondicionadas para la práctica del deporte, que protegerá más la Huerta con un plan específico para este entorno y que tendrá una central de compras para material de la Policía Local y otros trabajadores de la Administración. El Ayuntamiento, además, pedirá a la UCAM que cumpla con su convenio con el Consistorio. Y todo ello gracias a las mociones que el Grupo Municipal Socialista ha presentado al Pleno de hoy

El PSOE ha planteado 10 mociones para su debate y acuerdo y tres de ellas, relacionadas con los menores, las ha defendido su portavoz, Susana Hernández.

Una ha sido para actuar contra la pobreza infantil en el municipio, “una lacra inhumana que hay que erradicar”, según Hernández, quien ha recordado que “el 40% de los niños están en riesgo de pobreza o exclusión social y debemos protegerlos”. Esta propuesta ha salido adelante con la abstención de Ahora Murcia y Cambiemos Murcia.

La siguiente de esas mociones, que ha dado paso a una alternativa, tenía como objeto modificar los requisitos impuestos por la Comunidad Autónoma para que más familias con hijos en edad escolar tengan derecho a recibir becas para libros y material que utilizarán en sus colegios el próximo curso. “Son requisitos abusivos, restrictivos e inaceptables, pues tan sólo podrán solicitar las ayudas las familias que estén en situación de pobreza extrema”, ha apuntado Hernández, para añadir que “el Ayuntamiento, incrementando el fondo especial para los más necesitados, debería asumir las ayudas que la Comunidad Autónoma no otorgue”. La moción ha derivado en una alternativa que ha sido aprobada por el PP y Ciudadanos y el rechazo del resto de grupos políticos con representación municipal.

La tercera propuesta defendida por la portavoz del PSOE, resuelta con aprobación unánime, ha sido para instar a la Comunidad a que ponga solución al conflicto generado en el colegio Nuestra Señora de Belén, donde el Gobierno regional “ha dado lugar a que haya padres de alumnos enfrentados por la falta de planificación a la hora de ampliar el número de plazas en el centro”.

Dos iniciativas han sido planteadas por la concejala socialista Begoña García Retegui ante la Corporación.

El Ayuntamiento ha acordado por unanimidad que Murcia sea un municipio libre de publicidad sexista y para ello dará los pasos oportunos que lleven a retirar los anuncios de ese tipo que siguen viéndose en vallas y en paredes y que “dificultan la igualdad real”.

Por otra parte, la edil socialista ha sacado adelante, con el voto en contra de Cambiemos Murcia y la abstención de Ahora Murcia, una propuesta para “evitar que se aparque de forma insegura en las ramblas del municipio”.

Igualmente dos mociones han elevado al Pleno tanto Enrique Ayuso como Juan Vicente Larrosa.

Ayuso ha visto como se aprobaba por unanimidad la iniciativa tendente a reducir el uso de plástico en las dependencias municipales y en actividades promovidas por el Consistorio y para realizar campañas de información y concienciación sobre los problemas medioambientales de su consumo. “Ante este problema, cada día más grave, se debe aplicar la máxima de que hay que pensar globalmente y actuar localmente y desde el Ayuntamiento podemos hacer más”, ha asegurado.

Además, también con el respaldo de toda la Corporación, se ha decidido redactar un Plan de Ordenación Territorial para la Huerta de Murcia para “poner en valor el patrimonio histórico, cultural, paisajístico, ambiental y agrario de un espacio natural en el que se ha perdido más del 46% de la superficie agraria en los últimos 20 años”, según Ayuso.

La propuesta de Larrosa reclamando que se acondicionen vías saludables en las que practicar deporte ha obtenido el visto bueno del Pleno con la abstención del PP. “En el municipio existen muchísimos caminos y senderos en la Huerta que deben ser aprovechados”, ha expuesto.

Murcia, pese a la abstención del PP, dispondrá de una central de compras para, por ejemplo, adquirir el material que necesita la Policía Local, “cuyos vehículos están en el taller al averiados”, ha apuntado Larrosa, quien ha recordado que “desde 2010 no hay un contrato de mantenimiento para acometer esas y otras reparaciones”.

El Ayuntamiento ha aprobado igualmente la moción defendida por Sebastián Peñaranda para que se revise el convenio que se suscribió en su día con la UCAM. “A cambio de los terrenos cedidos en Guadalupe se iban a construir instalaciones para los vecinos de la zona y el convenio no se está cumpliendo y por ello se la Junta de Gobierno debería crear una comisión urgente que evalúe el grado de cumplimiento de ese convenio e inicie las acciones legales si fuese necesario para salvaguardar los intereses legítimos del Ayuntamiento”, ha recordado el concejal del PSOE.