El concejal Juan Vicente Larrosa mantiene que cobrar por utilizar los campos de fútbol obligará a muchos equipos locales a abandonar la competición o a buscar opciones en otros municipios de la Región dada su dificultad para generar recursos y critica que ni siquiera se haya constituido la comisión anunciada hace seis meses para modificar la ordenanza de uso de instalaciones

El problema sigue ahí y los clubes afectados, un total de 15, de los cuales 11 tienen equipos de base, no saben cómo hacerle frente.  Son más de 2.000 los jugadores a los que se perjudica de los clubes EFP Puente Tocinos, EF Corvera, Polideportivo Atlético Sangonera, CD Atlético Barqueros, CA Cabezo de Torres, ED Javalí Viejo La Ñora, EF El Raal, CD Alberca, Montecasillas FC El Progreso, AD Cuna del Belén, CD Plus Ultra, AD Alquerías, R Murcia City, CD El Esparragal y CAP Ciudad de Murcia.

El Ayuntamiento ya les está pasando la liquidación de las facturas cuando hace unos meses y tras una moción presentada por el PSOE se acordó crear una comisión para modificar las Normas Reguladoras del Precio Público por Prestación de Servicios y Alquiler de Instalaciones Deportivas Municipales de Murcia. Aquello ocurrió en el Pleno del mes de enero y hoy, seis meses después, ni siquiera se ha constituido dicha comisión.

El Grupo Socialista pidió al Consistorio que se modificara esta ordenanza para que los equipos de fútbol, también los que no compiten en categoría nacional, pudieran utilizar los campos de manera gratuita, ya que lo contrario seguramente les obligaría a abandonar la competición.

La propuesta del PSOE se planteó después de que el Ayuntamiento comunicara a los clubes murcianos que militaban en las categorías de Preferente Autonómica, Primera Autonómica y Segunda Autonómica que debían pagar cantidades que rondaban los 5.000 euros al año por desarrollar su actividad en equipamientos de titularidad local.  La suma global era de 66.000 euros, “una cantidad perfectamente asumible por el Ayuntamiento de Murcia”, según apuntó entonces Larrosa.

“El concejal Felipe Coello, en sus dos años y medio de gestión al frente de la Concejalía de Deportes y Salud, no ha aplicado la tasa a los equipos de fútbol de Murcia y ahora, una vez que ya se ha iniciado la temporada, se les va a cobrar sin previo aviso un dinero que obligará a muchos de esos equipos a abandonar la competición  o a realizar sus entrenamientos en otros municipios en los que se les cobre un coste inferior por el uso de las instalaciones”, explicó el concejal socialista tras haber hablado con representantes de los clubes afectados, en los que el anuncio hecho por Coello causó un gran revuelo e incertidumbre dada la escasez de recursos para subsistir. Tanto fue así que hubo medidas de protesta aprovechando la disputa de sus partidos.

Una vez que ha pasado medio año desde el Pleno en el que se abordó el asunto el PSOE, que pide una moratoria, ha preguntado al concejal Felipe Coello cuándo va a constituir la citada comisión y éste por escrito se centra en un acuerdo con Ciudadanos para las subvenciones 2017/2018, a las cuales los clubes no pueden acceder al no haber abonado el coste del uso de instalaciones.