El concejal  elevará al Pleno de mañana una moción para que el Ayuntamiento elabore un plan de mantenimiento e incluya en el futuro pliego de condiciones del servicio del transporte público cláusulas que acaben con las molestias de quienes esperan a pie de carretera y que en muchos casos no tienen ni sitio para sentarse

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia propondrá en el Pleno que se celebrará mañana jueves una moción reclamando al Equipo de Gobierno que elabore un plan de mantenimiento de las paradas de autobús existentes en el municipio y que realice un estudio para la colocación y la renovación de dichas paradas, sobre todo en pedanías, con el fin de que cumplan con unos mínimos requisitos de accesibilidad, señalización e información.

Así lo indica el concejal Juan Vicente Larrosa, quien será el encargado por parte del PSOE de debatir esta propuesta en la sesión plenaria.

“Vamos a reclamar que estas peticiones queden recogidas como cláusulas en el futuro pliego de condiciones para contratar el servicio del transporte público”, apunta el edil.

Las paradas de autobuses podrían entenderse como un dispositivo de intercambio pasajero-autobús que contribuye a un funcionamiento óptimo del sistema de flujo del transporte público, ya que ayuda a establecer un ritmo específico en la dinámica vial urbana.

“Su diseño y morfología deben adaptarse al contexto urbano donde se emplaza y su implementación debería ser justificada teniendo en cuenta el tiempo de espera y el grado de exposición al viento y al sol o a la lluvia, aunque se recomienda el uso de refugios peatonales”, explica Larrosa, quien incide en la necesidad de que estas paradas reúnan las condiciones mínimas para la comodidad de los viajeros y su protección contra las inclemencias del tiempo.

En ese sentido, el concejal del PSOE remarca que debe haber espacio suficiente para sentarse, que los bancos sean cómodos y que el espacio en el que se ubica la parada esté limpio e iluminado y tenga acceso para personas con discapacidad.

Además, es preciso proporcionar en las marquesinas una clara identificación de los recorridos de los autocares.