El concejal Juan Vicente Larrosa recuerda que este espacio, de los pocos al aire libre que aseguran sombra en la ciudad, lleve cerrado desde ya casi dos semanas por altas temperaturas y se pregunta si entre las ¡100.000 actuaciones! vendidas por el alcalde para zonas verdes no se incluye alguna para este parque del barrio del Carmen

Uno de los principales jardines de la ciudad y sin duda el más emblemático, el de Floridablanca, sigue teniendo cerradas sus ocho puertas en una época en la que ese parque al que rodea una verja y que se ubica en el barrio del Carmen es de los pocos lugares públicos al aire libre en los que los vecinos y las vecinas de la capital pueden encontrar algo de sombra en estos días tan calurosos.

La Policía Local anunció a finales de julio a través de su cuenta de Twitter que el jardín volvería a abrir sus puertas el martes de la pasada semana, pero han pasado siete días y los accesos siguen cerrados con cadenas y en ellos hay carteles en los que se puede leer el mensaje ‘Jardín cerrado por condiciones meteorológicas adversas’.

El motivo que se argumenta es que las altas temperaturas, lo habitual año tras año en esta época en Murcia, no garantizan la seguridad de los transeúntes debido a que el calor extremo afecta a los árboles de gran porte que hay en este espacio y puede registrarse la caída de ramas.

“Hace unos meses, concretamente en enero y luego en marzo, el jardín se cerró al público por el viento, lo cual es más comprensible, y ahora es el calor y cuando no será la lluvia. Llama la atención que desde el Ayuntamiento no se encuentre una solución diferente a cerrar las puertas simplemente por falta de previsión”, comenta Larrosa aludiendo a un histórico jardín que data del siglo XVIII y que fue el primero público que se abrió en España.

El parque, que tiene el nombre del político, jurista y economista José Moñino Redondo, conde de Floridablanca, quien fue ministro al servicio del rey Carlos III, se cerró con verja en 1786, lo cual le otorga un aire romántico que se mantiene con el paso del tiempo y a lo que contribuyen los majestuosos ficus centenarios que hay en él, así como las esculturas que rinden homenaje a artistas murcianos como el escultor Antonio Garrigós o los poetas José Selgas y Pedro Jara Carrillo y el monumento al Nazareno ‘Colorao’ en honor a la Cofradía de la Sangre, que tiene su sede en la vecina iglesia del Carmen.

“Es un lugar simbólico de la ciudad y un lugar para el uso y disfrute de la ciudadanía, pero cada dos por tres se cierra cuando debería aplicarse un plan para tenerlo acondicionado de mejor manera”, explica Larrosa, a quien sorprende el anuncio hecho hoy mismo por parte del alcalde, José Ballesta, y el concejal de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano, José Guillén, diciendo que se prevén ¡100.000 actuaciones! en las 3.000 zonas verdes del municipio dentro del Plan Especial de Verano cuando ambos son “incapaces” de tener abierto el jardín de Floridablanca.

“Si es por el peligro que supone la posible caída de ramas tenemos que hacer notar que en otros puntos de la ciudad también hay árboles de gran tamaño que pueden ser tan peligrosos o más que los de este jardín. De hecho, en la avenida Alfonso X El Sabio se partió una rama ayer que no cayó al suelo porque otro árbol próximo lo evitó. Desde el Ayuntamiento se debería actuar de tal forma que este parque se cerrara lo menos posible, sobre todo en estos días en los que el intenso calor invita a buscar la sombra en zonas verdes del municipio”, incide el concejal socialista.