El edil socialista Sebastián Peñaranda afirma que la Concejalía de Hacienda “cacarea la congelación de tributos municipales cuando lo que corresponde es rebajar la presión impositiva una vez que las cuentas del Consistorio se han saldado con varios años de superávit”

El Grupo Municipal Socialista ha reaccionado ante el anuncio que hizo el concejal de Hacienda, el popular Eduardo Martínez Oliva, quien dijo que mantendría congelados los impuestos y las tasas por sexto año consecutivo, al tiempo que señaló que el Ayuntamiento prevé ingresar 277 millones en 2019.

“Suena extraño y paradójico que se alardee de congelar los impuestos estando en ciernes la subida del IBI (valor catastral) que supone un incremento de la reanudación de más de 450.000 euros”, reconoce el concejal del PSOE Sebastián Peñaranda, quien añade que “sorprende que se  cacaree la congelación de impuestos municipales cuando lo que corresponde es rebajar la presión impositiva una vez que las cuentas del Consistorio arrastran varios superávits consecutivos”.

Según Peñaranda, “el PP aplica unos impuestos al tuntún que no fijan una recaudación progresiva teniendo en cuenta los ingresos familiares y que se ajustan sin atender a si hay déficit o superávit”.

El edil del PSOE recuerda que el Partido Popular ha incumplido los acuerdos alcanzados para poner en marcha el IBI Social, que se planteó a propuesta de los socialistas en el Ayuntamiento, “demostrando así el equipo del alcalde Ballesta su falta de sensibilidad con los vecinos y las vecinas de Murcia que tienen dificultades para pagar sus impuestos”.

Igualmente apunta que podrían darse facilidades económicas a la ciudadanía para acceder, por ejemplo, a actividades deportivas y culturales y envía otro recado a la Concejalía: “Debe espabilarse y reclamar más financiación autonómica y nacional, como hacen otros ayuntamientos, y no hacer recaer la recaudación en demasía sobre los vecinos”.