La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, visita la pedanía junto al vocal del PSOE en la Junta Javier Robles y comprueba el mal estado de un centro que es pequeño, muy poco accesible y lleva un año sin dirección y sin programar actividades.  Por ello pedirá al Pleno que se cubra dicha plaza de manera urgente y que se dote a este equipamiento de más libros y material

La biblioteca municipal de El Palmar, ubicada en la calle Pelagio Ferrer y que es la única que hay en una pedanía con más de 23.000 habitantes, es un edificio que data del año 1984, que se quedó pequeño a todas luces y que presenta bastantes incomodidades para sus usuarios desde hace años. No en vano, se trata de un inmueble, además de reducidas dimensiones, muy poco accesible, pues no tiene ascensor y hay que subir una empinada escalera para acceder a la primera y a la segunda planta.

Para colmo, en este centro, en el que desarrollaran su tarea cuatro personas, llevan un año sin dirección y sin que se programen actividades, tales como cuenta cuentos, talleres y encuentros con autores, algo que ya se ha trasladado tanto al concejal de Educación, Rafael Gómez, y a la jefatura del servicio.

La información que nos llega es que esta situación ha motivado que el pasado año se dejaran de recibir libros para el fondo de la biblioteca por valor de unos 3.000 euros y el lunes dejará de recibirse la partida para este año, que ronda los 4.000, pues ese día finaliza el plazo para pedir libros.

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, ha visitado esta semana la instalación acompañada por el vocal del PSOE en la Junta Municipal de El Palmar Javier Robles y ha conocido de primera mano las limitaciones con las que trabajan los empleados y las dificultades que soportan quienes acuden a la biblioteca para leer un libro, ojear la prensa diaria o estudiar.

“Quien simplemente acuda con un carrito de bebé a este lugar se ve obligado a dejar la silla junto a la escalera y subir a pie con el niño o la niña en brazos. No es de recibo que esto ocurra, como tampoco lo es que muchos de quienes piden un libro se encuentren habitualmente con la respuesta de que no está disponible porque simplemente no ha llegado, lo cual no ocurre en otras bibliotecas del municipio”, señala Hernández, quien plantea una solución recurrente.

“Es preciso construir una biblioteca nueva, sin barreras arquitectónicas y bien equipada, y recordamos que hay aprobados un total de 14 millones de euros para inversiones a acometer en pedanías, que se incluyeron en los presupuestos de 2017 a petición del Grupo Municipal Socialista. De esa cantidad debe salir el dinero para ejecutar esta obra, la cual lleva años de retraso, y el sitio ideal para ello es el de las viejas escuelas”, recuerda la portavoz socialista.

Además, a través de una moción que defenderá en el Pleno del próximo jueves, instará al equipo de Gobierno que “de manera urgente” cubra la plaza de dirección de la biblioteca de El Palmar y que dote a dicho centro, que está obsoleto, de todo aquel material inventariable del que hoy carece, como por ejemplo ordenadores, que después pueda ser trasladado al nuevo centro.