El concejal socialista , quien ha enviado una comunicación interna a la Concejalía de Tráfico y llevará el asunto al Pleno si no obtiene respuesta, indica que las deficiencias detectadas en carreteras de la ciudad y pedanías constituyen “un problema acuciante” que provocan “inseguridad” en todos los usuarios de la vía

El mal estado de la calzada en distintos puntos del municipio, con badenes que no cumplen la normativa vigente, algo que se denuncia en un informe técnico que se ha hecho público a través de la prensa y que será remitido al Ayuntamiento, es “un problema acuciante” que pone en peligro “la seguridad de conductores, ciclistas y peatones”, tal y como señala el edil Larrosa, quien apunta igualmente las deficiencias que presentan un buen número de señales de tráfico, tanto verticales como horizontales, y el propio firme de las carreteras.

Larrosa ha enviado una comunicación interna a la Concejalía de Tráfico, que dirige Lola Sánchez, para que el mismo Ayuntamiento elabore un informe de sus técnicos sobre el estado que presentan las calzadas del término municipal evaluando la situación en la que se encuentran y advirtiendo de las actuaciones que son necesarias llevar a cabo en ellas.

En el informe se han estudiado decenas de badenes en Murcia a petición de un particular y la conclusión es que dichos resaltos no se adaptan a la Ley que aprobó el ministerio de Fomento para aminorar la velocidad de los vehículos que transitan por la calzada. Estos elementos deben tener menos de un metro de rampa, cuatro de longitud y no superar los diez centímetros de altura.

“Que en las carreteras haya badenes, resaltos o guardias tumbados, como también se conocen, es algo muy necesario, pero deben estar construidos conforme a lo que marca la legislación en la materia. Por ello hace falta que el Consistorio lleve a cabo ese informe propio y pormenorizado”, asegura Larrosa.

Estas elevaciones, que se rigen por una orden promulgada por el Estado en el año 2008, cumplen su propósito como reductores de velocidad, pero también causan molestias que podrían evitarse. De hecho, en algunas de estas plataformas los vehículos tocan sus bajos con el asfalto por su elevada altura y en ese sentido desde el Grupo Municipal Socialista se reclama que se proceda a una revisión de los resaltos y a la adaptación de todos ellos a la normativa actualmente en vigor.

Es un problema más que presentan bastantes de las vías del municipio, tanto en lña ciudad como especialmente en pedanías, muchas de las cuales tienen el firme irregular y con grietas, sin arcén y con señales en deficiente estado, las horizontales con falta de pintura y en algunos casos inapreciables y las verticales igualmente deterioradas y en algunos casos sin haberse repuesto una vez superado el periodo de entre siete y diez años que aconsejan los fabricantes.