El hecho de que mañana se apruebe un decreto que permitirá a 80 agentes del Cuerpo jubilarse anticipadamente a 2 de enero agrava una situación «alarmante y preocupante» de una plantilla que «se quedará tiritando», según afirman la portavoz del Grupo Socialista, Susana Hernández; y el concejal Juan Vicente Larrosa

«Lo que es una buena noticia en términos generales hará que se provoque una situación más alarmante y preocupante todavía en el municipio de Murcia y en una plantilla, la de la Policía Local, que se quedará tiritando y es así por culpa de la inacción del Partido Popular en el Consistorio, con el alcalde José Ballesta al frente, que mira hacia otro lado».

De esa manera tan tajante se ha referido la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, al estado en el que puede quedar la Policía al aprobar el Consejo de Ministros el decreto auspiciado por el Gobierno central.

A partir del 2 de enero de 2019 podrán acogerse a la jubilación anticipada 80 agentes de la Policía de Murcia, una antigua reivindicación de este Cuerpo, y será así gracias al decreto que será aprobado mañana en el Consejo de Ministras y Ministros de Pedro Sánchez.

Las palabras de Hernández han sido argumentadas hoy con ejemplos muy esclarecedores por parte del también concejal del PSOE Juan Vicente Larrosa en la rueda de prensa que ambos han ofrecido y en el que han dejado claro que el problema viene de lejos y sigue sin ponérsele solución.

«En el municipio tenemos nueve cuarteles de la Policía Local que operan en pedanías. Hace años en cada uno de ellos había dos patrullas para vigilancia por turnos y ahora, en el mejor de los casos, hay una, por lo que es imposible llegar hasta donde se llegaba. Es el caso del cuartel de La Raya, que lleva cerca de un año sin patrulla en el turno de noche obligando a la patrulla del cuartel de Espinardo a dar cobertura a al menos 15 pedanías que van desde El Puntal hasta Sangonera la Seca», ha indicado Larrosa.

«Ballesta coloca brazaletes y carteles a la Policía, como a la de ocio, a la turística y a la visible, que ha puesto en marcha, pero esto es una mala política de falsa apariencia de seguridad intensificando la presencia de agentes en las cuatro calles del centro en detrimento de barrios periféricos y pedanías», añade el edil.

En el pleno del pasado mes de mayo el PSOE ya presentó una moción para que se agilizarán las 46 plazas de la convocatoria de 2016 y que, tal y como prevé la Ley de Presupuestos Generales del Estado de este año, se convocaran las plazas relativas a las jubilaciones previstas en 2018, 2019 y 2020.

«Lo único que han hecho desde 2016 es abrir el plazo de inscripción y ya no hay más información acerca de esta oposición», ha contado Hernández.

Desde el mes de octubre la mayoría de los policías ya han completado el Complemento de Refuerzo de Jornada (CRJ), que son 175 horas extraordinarias asignadas previa negociación con los sindicatos, y, por lo tanto, a partir de ese momento el Ayuntamiento tiene que pagar más horas extras.

«Es inadmisible dar lugar a esta situación y esto ha propiciado, por ejemplo, que en las pasadas fiestas de Espinardo la Junta Municipal decidiera contratar seguridad privada ante la falta de agentes de Policía Local para controlar los actos que se llevaban a cabo en la pedanía», ha apuntado la portavoz socialista, quien cifra en más de 150 el número de nuevos agentes que hacen falta en el municipio -así lo vienen demandado los sindicatos que representan al Cuerpo- y que a esa cifra habrá que sumar los 80 más que se podrán jubilar a comienzos de 2019.

«Con los 46 comprometidos no solucionaremos el déficit existente en materia de seguridad en el término municipal y, además, esos 46 no estarán disponibles para enero por mucho que se los pidamos a Papa Noel», ha añadido Hernández.

Por todo ello, desde el Grupo Socialista en el Consistorio se exige al PP que «cumpla ya y no mire hacia otro lado» asumiendo lo que la Ley General de Presupuestos del Estado de 2018 permite ampliar la plantilla policial en el municipio con las vacantes que quedarán por jubilaciones.

«Con la ratio actual en el municipio es imposible realizar el trabajo policial de manera efectiva y esto es así por la responsabilidad o más bien por la irresponsabilidad del PP de Ballesta», ha sentenciado Susana Hernández.