El concejal Juan Vicente Larrosa se hace eco de las denuncias presentadas por personas que han sido asaltadas en un espacio sin iluminación y a las de otras a las que han atacado perros que andan sueltos en una vía saludable que “no lo es tanto”

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia llevará al Pleno del día 31 de este mes de enero una moción pidiendo que se dote de seguridad al carril bici que, partiendo desde la ciudad, llega por un lado a La Contraparada y por otro a Beniel.

“Es un lugar en el que muchas personas salen a pasear o practican deporte corriendo o en bicicleta y nos consta que se han presentado denuncias por parte de quienes se han visto asaltadas en un espacio sin iluminación y también por viandantes que han sido atacados por perros que van sueltos”, explica el edil del PSOE Juan Vicente Larrosa, quien reclama “vigilancia” en una vía muy frecuentada tanto los fines de semana como a diario.

Larrosa recuerda que el concejal de Deportes, Felipe Coello, dejó escapar la posibilidad de concurrir a la convocatoria de subvenciones para vías saludables propuesta por la Comunidad Autónoma y que podía haber dotado de iluminación a este trayecto de 24 kilómetros lineales -12 del Malecón a La Contraparada y otros 12 de La Fica a Beniel-.

“Llevamos años sin alumbrado público en el carril bici, lo que convierte a esta vía en insegura cuando anochece, por lo que pasa a ser un espacio infrautilizado cuando al Partido Popular y al alcalde, José Ballesta, se les llena la boca hablando del proyecto Murcia Río. Da la sensación de que todos sus esfuerzos se vuelcan en poner en valor la ribera del Segura para el uso de los murcianos y las murcianas, pero sólo en el tramo urbano”, comenta Larrosa, quien aporta un dato como ejemplo.

“El Ayuntamiento dota de 17.400 watios de iluminación en torno al río a su paso por la ciudad, entre la luz del camino y la ornamental de los puentes, cuando el resto del trazado permanece a oscuras”, sostiene.

En noviembre de 2016 el PSOE ya denunció que el PP se escudaba en el vandalismo para argumentar la falta de farolas en esta zona. “Es una incongruencia absoluta que el señor Ballesta utilice el pretexto de los robos de cable para eliminar la iluminación del carril bici del río”, dijo entonces Larrosa. Más de dos años después la situación sigue siendo la misma.

A este problema se suma el del mal estado del pavimento, con un bordillo que separa el carril bici del camino de tierra usado para caminar y correr que ha provocado una gran cantidad de caídas, como han denunciado los ciclistas usuarios de esta vía.

Por todo ello, el Grupo Municipal Socialista planteará en el Pleno que cerrará este mes de enero una moción reclamando que “de una vez por todas” se subsanen las deficiencias de un espacio público que a día de hoy es incómodo e inseguro.