El concejal Juan Vicente Larrosa remarca que el alcalde, José Ballesta, «se hace la foto inaugurando el campo de Cobatillas, pero se calla que hay otros con actuaciones por acometer que fueron incluidas en los Presupuestos de 2017» y añade que «para otras cosas desde el PP sí se da algo más de prisa, pero no tanto con los equipamientos en pedanías»

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia ha criticado «la inacción» del equipo de Gobierno del PP en el Consistorio a la hora de acometer obras que ya deberían estar hechas y que esa ineficacia vuelve a afectar negativamente a los usuarios de instalaciones deportivas en el municipio.El alcalde y el concejal de Deportes, Felipe Coello, tienen en su agenda para esta tarde la inauguración del campo de fútbol de Cobatillas, lo cual les dará para hacerse «una nueva foto», pero esto no esconde la realidad de una gestión «lenta y poco precisa», según indica el edil socialista Juan Vicente Larrosa, quien pone como ejemplos los campos de otras pedanías como Los Ramos y San José de la Vega.

«Se trata de dos terrenos de juego de tierra, en los que se proyectó colocar césped artificial, así como la construcción de unos vestuarios y el cerramiento de su perímetro. Son actuaciones que deberían estar ya efectuadas, pues se incluyeron en los Presupuestos de 2017 con importes de 650.000 en cada caso», explica Larrosa.

«Son instalaciones que se han quedado obsoletas y a las que no se les da el uso adecuado debido a las deficiencias que presentan», añade el edil del PSOE, quien envía un recado a Ballesta y a su equipo.

«Los vecinos de esas poblaciones exigen que se atienda una promesa incumplida a día de hoy y nos consta que el proyecto fue realizado por Urbamusa, pero hasta ahora no se ha sacado a licitación. Mientras hoy inauguran el campo de Cobatillas lo que se callan es que en Los Ramos y en San José de la Vega llevan más de un año esperando que se dé respuesta a sus demandas», apunta Larrosa.

«Para otras cosas el PP sí se da algo más de prisa, pues ya ha comenzado la reparación de la fachada del Palacio de los Deportes, obra presupuestada en 2018, pero la realidad de las instalaciones deportivas de titularidad municipal en otras localidades es otra bien distinta: Más para la ciudad y menos para las pedanías», concluye.