El concejal  se suma a la preocupación de los trabajadores que acuden cada día a unas dependencias con riesgo de contaminación por un material que provoca cáncer y trasladará esta reivindicación al Pleno a través de un ruego

Peñaranda ha acudido hoy al edificio en el que desarrollan su tarea los 23 trabajadores de ayuda a domicilio, teleasistencia y respiro familiar y que han protestado por la situación generada en un inmueble en el que fueron instalados de forma provisional hace casi 10 años y que conviven a diario con la amenaza del amianto.

Éste es un mineral que en su día fue muy utilizado en la construcción de plataformas como los techos de edificios que todavía hoy se aprecian en edificios como el que el Ayuntamiento destina a Servicios Sociales en la avenida Primero de Mayo y también en colegios del municipio cuyo mantenimiento es competencia del Consistorio.

Las autoridades médicas demostraron que los productos relacionados con el amianto provocan cáncer y, de hecho, está prohibida su utilización en los países de la Unión Europea desde 2005.

Es por eso que el Grupo Municipal Socialista presentará un ruego en el Pleno para que el alcalde “dé una solución inmediata a este problema”, como señala Peñaranda.

“Estamos hablando de un material peligroso y entendemos la preocupación de los empleados que se sienten afectados en su mismo centro de trabajo. Estamos con ellos y apoyamos su reivindicación”, cuenta el edil del PSOE.